Policiales

Caso Emi y Facu

Policía penada por eliminar evidencia en un siniestro vial

Es la madre del conductor del auto que protagonizó el choque, en el cual murieron dos amigos de éste. La mujer y el jefe de la comisaría en la que trabajaba fueron enjuiciados por varios delitos, aunque sólo ella fue condenada. Su hijo había sido sentenciado a tres años de ejecución condicional


La mujer y el jefe de la comisaría en la que trabajaba fueron enjuiciados por varios delitos. Foto: Juan José García.

El 22 de febrero de 2014 Federico Gómez iba al mando de un Fiat Uno que despistó luego de que perdiera el control en Provincias Unidas y Pellegrini. Impactó contra un acoplado y murieron dos de sus amigos. Este viernes, su madre, que es policía, fue condenada por sacar evidencia de la escena del crimen. Sonia Gómez llegó a juicio junto al titular de la comisaría 14a, Fabián Fantín, por varios delitos, aunque sólo pudieron probarle a ella la violación de medios de prueba. Si bien la pena es condicional –1 año y 4 meses– se le fijaron reglas de conducta que deberá cumplir, entre ellas realizar trabajos comunitarios en una institución educativa pública. Mientras, su jefe fue absuelto por el beneficio de la duda.

El grupo de amigos venía de una fiesta en Funes. Eran las seis cuando Gómez, al mando de su auto, cruzó la intersección de las avenidas al bajar del viaducto Che Guevara (continuación de la autopista a Córdoba) y perdió el control del coche. Terminó estampado contra el acoplado de un camión estacionado por Pellegrini. Como consecuencia, Facundo “Facu” Aguirre y Emiliano “Emi” Cáceres murieron.

Al lugar llegó la madre de Gómez, a quien se le abrió una investigación por tergiversar la escena del hecho para beneficiar a su hijo. La acusaron de llevarse de allí dos botellas de cerveza y la mochila de una de las víctimas. Maniobra en la que también terminó vinculado el jefe de la dependencia donde trabajaba la mujer, que devolvió algunas pertenencias de uno de los chicos fallecidos que estaban en la mochila.

Se hicieron dos juicios: uno contra el conductor del auto, quien en febrero de 2015 fue condenado a tres años de prisión en suspenso por homicidio culposo. Y otro contra su madre, Sonia Gómez, y su superior Fabián Fantín. Ante el tribunal compuesto por Patricia Bilotta, Gustavo Pérez de Urrechu e Ismael Manfrín los acusaron de violación de los medios de prueba, y omisión de los actos de oficio; a Gómez además le sumaron los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Este viernes se dio a conocer la sentencia, donde la única condena fue para Sonia Gómez. Sólo lograron comprobarle el delito de violación de medios de prueba y la condenaron a 1 año y 4 meses de prisión condicional. Además deberá cumplir reglas de conducta, entre ellas fijar domicilio, someterse al cuidado de la Dirección Provincial de Control y Asistencia Pos Penitenciaria y hacer tareas comunitarias en una entidad educativa pública dos horas semanales. Mientras que Fantin fue absuelto por el beneficio de la duda.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios