Edición Impresa, Policiales

Policía hirió de gravedad a su hijita y se suicidó

Ocurrió en San Genaro y la nena está internada en grave estado.

Una pelea entre un policía que prestaba servicio en la Unidad Regional X, del departamento Iriondo, y su ex esposa derivó en una tragedia cuando el uniformado, que había ido a visitar a la hija de ambos, de 2 años, en su vivienda de San Genaro, en el departamento San Jerónimo, se encerró en el baño con la chiquita, le efectuó un disparo en la cabeza y luego se suicidó con la misma arma. La niña está internada en el hospital Italiano de Rosario, en grave estado.

El hecho se desencadenó cerca de las 14 de anteayer en una vivienda ubicada sobre calle Lisandro de la Torre, en el barrio Municipal de San Genaro, localidad ubicada 90 kilómetros al noroeste de Rosario, en el departamento San Jerónimo, cuando el agente José Alberto Reyna, de 28 años, franco de servicio, fue a visitar a su hija Josefina, de dos.

Voceros policiales indicaron que el agente se había separado hace un tiempo de su mujer, Débora A., de 24 años, al principio en buenos términos, pero al poco tiempo “comenzaron a tener problemas de naturaleza privada”, explicó un vocero policial.

Esos problemas privados fueron el detonante para que anteayer ambos comenzaran a discutir. La pelea verbal fue subiendo de tono hasta que en un momento el hombre tomó a la chiquita y se encerró en el baño.

Instantes después se escucharon dos disparos. La madre, cuando su ex pareja se encerró en el baño, llamó a la comisaría 6ª de San Genaro, cuyo personal llegó a los pocos minutos y, tras escuchar el relato de la mujer, derribó la puerta del baño y halló a la niña con un disparo en la cabeza y junto a ella al agente, también con un balazo en el cráneo y su arma reglamentaria en la mano derecha.

El hombre había fallecido, mientras que la niña seguía con vida y presentaba un orificio de entrada en el parietal derecho de la cabeza y pérdida de masa encefálica, por lo que fue trasladada al hospital Italiano de Rosario, donde al cierre de esta edición continuaba internada en grave estado. “Las perspectivas no son buenas”, indicaron voceros del hospital.

La jueza de Instrucción en turno ordenó el traslado del cuerpo del agente Reyna a la morgue judicial de la ciudad de Santa Fe, para ser sometido a una necropsia. El caso es investigado por la División Judiciales de la Unidad Regional XV, del departamento San Jerónimo, bajo la carátula provisoria de “tentativa de homicidio agravada seguida de suicidio”.

Comentarios