País

Gatillo fácil

Policía condenado a 16 años por matar a joven por la espalda

Condenan a 16 años de prisión al ex policía Hugo Pos por asesinar por la espalda a un adolescente de 14 años y herir a otro en la localidad bonaerense de Billinghurts en julio de 2017. El uniformado dijo que le habían querido robar pero según la investigación, los menores no estaban armados


Foto: gentileza Cosecha Roja

Un ex policía bonaerense fue condenado este miércoles a 16 años de prisión por asesinar a un adolescente de 14 por la espalda y herir a otro el año pasado, cuando se desempeñaba en la fuerza en la localidad de Billinghurst, en el distrito de San Martín.

El fallo, en el que fue sentenciado el ex teniente Hugo Daniel Pos, se conoció este miércoles y estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 4, presidido por el juez Julio Di Gregorio.

Pos había sido exonerado y quedó detenido tras fusilar por la espalda al adolescente Rodrigo Correa en julio de 2017, en la localidad de Billinghurst, mientras en el mismo hecho intentó herir a otro menor.

La pena impuesta coincide con la que habían solicitado tanto la fiscalía como la querella, mientras que la defensa del ex policía pidió la pena mínima, de diez años y ocho meses de prisión.

Pos fue condenado el viernes pasado por un jurado popular compuesto por 12 personas que decidió que el ex policía era culpable de los delitos de homicidio simple agravado por el empleo de arma de fuego y de tentativa de homicidio agravada por el empleo de arma de fuego.

El hecho ocurrió la noche del 17 de julio de 2017, cuando la víctima fatal junto a cinco amigos caminaban por la calle y se encontraron con el ahora condenado, que estaba vestido de civil y salía de la casa de su novia.

El ex policía dijo desde el principio de la investigación que los menores le quisieron robar el celular y que él vio que uno de ellos tenía un arma.

Sin embargo, los chicos dijeron que nunca le quisieron robar y que el policía comenzó a disparar contra ellos.

El fiscal que llevó adelante la investigación, Marcelo Brocca, determinó que los menores no estaban armados y que no hubo intento de robo, por lo que en la causa en la que los jóvenes eran investigados fueron sobreseídos y en cambio el uniformado fue condenado por el caso de gatillo fácil.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios