Ciudad, Edición Impresa

Polémica por proyecto que extiende la noche a menores

La propuesta incluye nuevos sectores para pibes de entre 16 y 18 años que cierren a las 4 en vez de a las 2.

El proyecto de la concejala socialista Mariana Alonso para crear discotecas específicas para menores (de entre 16 y 18 años) y extender el horario su funcionamiento hasta las cuatro de la mañana en vez de las dos, como sucede en la actualidad, fue cuestionado muy duro por un grupo de padres denominado Mo-Vida, un núcleo impulsado en un principio desde el Colegio de Abogados y en el que participan varias instituciones. Uno de sus referentes, el letrado Arturo Araujo, calificó la propuesta –que según la edila apunta a la “calidad de la nocturnidad” y “aporta a la seguridad”– como “un dislate y un absurdo”. Y anticipó este conjunto de padres se opondrá y pedirá entrevistas con el Concejo y con el propio intendente Miguel Lifschitz para que no se vote.

“En una ciudad que por la noche se pone cada vez más agresiva es un despropósito extender los horarios para que los menores, que a esa hora deben estar durmiendo en sus casas, estén dando vueltas por la ciudad. Esto es un dislate y un absurdo”, sentenció Araujo.

Es que el proyecto se basa en una idea que va en un sentido contrario al expresado por este grupo de padres.  La propia concejala Alonso autora del proyecto sostuvo que el eje de su propuesta apunta a “la calidad de la nocturnidad”, a la mejora en la seguridad de los boliches y además, a la reducción de la deambulación callejera, lo cual “no pasa por restringir horarios”.

 La noche sub 18

 Según explicó Alonso, “el fenómeno de la deambulación nocturna se da mayoritariamente entre jóvenes de 16 y 17 años que se encuentran con que no pueden ingresar a los lugares prohibidos para menores de 18 años”.

“Además, este grupo no se siente identificado con el reagrupamiento con chicos desde los 14, como define la actual ordenanza”, explicó la concejala.

Así, propone que los horarios de apertura y cierre de los locales se definan en función a nuevas categorías reformuladas, En el caso de las discotecas para adolescentes mayores de 16 hasta los 18 años sus titulares deberán garantizar la apertura del local y la habilitación de la boletería los días lunes a jueves y domingos de 22 a 2  y los días viernes, sábados y vísperas de feriados de 22 a 4.

Alonso indicó que su proyecto se basa “en una realidad concreta que es que los jóvenes de 17 y 18 años prolongan la noche como ha pasado en otras épocas”.

Sobre su proyecto dijo que “se trata de un trabajo interdisciplinario que surge de la motivación de los propios adolescentes y de consultas con funcionarios municipales de Inspección General, la Secretaría de la Juventud, y de gente vinculada a los problemas de minoridad, y en el marco de los derechos de la niñez y la adolescencia”.

 “Hay que ponerse firmes”

 Para Araujo, de la agrupación de padres Mo-Vida no se trata de consultar a los adolescentes sobre lo que quieren sino que, por el contrario, “hay que remar contra la corriente, no queda más remedio”, reflexionó el ex presidente del Colegio de Abogados.

“Lo mejor es que los jóvenes, a la madrugada, estén en su casa y no en otros sitios”, definió el letrado.

“Acá es todo al revés: parece que se desregulara la legislación para proteger pero lo que tenemos que hacer es ponernos firmes de una vez, porque esto no puede suceder”, dijo indignado.

“Claro que se trata de un cambio del paradigma cultural que hay que revertirlo; los jóvenes deben estar descansando en sus casas y no dando vueltas”, insistió.

“Pongamos más transporte y acortemos  los horarios de nocturnidad. Es una locura seguir ampliando los horario deberemos reaccionar para que se regule adecuadamente una normativa”, sostuvo el integrante del conjunto de padres.

“Desde Mo-Vida, al que adhieren otras instituciones preocupadas, vamos a intentar tener contacto con el propio intendente y con el Concejo para alentar otras iniciativas  para la noche en sentido contrario a este proyecto”, advirtió.

Comentarios