Edición Impresa, Política, Últimas

Polémica con glifosato: “La prioridad es la salud humana”

El Colegio de Ingenieros Agrónomos respaldó un estudio de la UNL sobre la toxicidad del herbicida.

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de la provincia recibió con beneplácito el estudio de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) sobre la toxicidad del glifosato. “El informe coincide con lo que nosotros venimos diciendo”, señaló el vicepresidente de la entidad, Gerardo Severín. El trabajo fue remitido la semana pasada por la UNL al Juzgado Civil y Comercial de San Jorge, ciudad en la que rigen medidas especiales de restricción a las fumigaciones –800 metros del ejido urbano para las aplicaciones terrestres y 1.500 para las aéreas– dispuestas por un fallo judicial.

Fortalecer los controles

El informe sobre la toxicidad del glifosato –el producto más utilizado en los cultivos de soja– recomienda extremar los recaudos al momento de su aplicación, pone el acento en la necesidad de fortalecer los controles y monitoreos y establece, además, que “no existen agroquímicos inocuos”, por lo cual la clave pasa por el uso responsable y el asesoramiento profesional.

“El mayor o menor riesgo para las personas y el ambiente está relacionado con el conjunto de medidas y precauciones a todo nivel que se toman para minimizarlo o mantenerlo bajo condiciones aceptables para la salud y la preservación del ambiente”, dice el estudio.

Consulta a ingenieros

En el colegio que reúne a los profesionales saludó las conclusiones del trabajo, que remarca la necesidad de que los productores consulten a los ingenieros agrónomos antes de realizar fumigaciones. Para el vicepresidente de la entidad, “la prioridad es la salud humana”.

Severín coincidió con los investigadores al señalar que “ninguno de los productos del campo son inocuos” y subrayó que los elementos más importantes a tener en cuenta son la dosis de aplicación y las medidas de seguridad que adopten los trabajadores para evitar una exposición prolongada a los productos químicos.

“El trabajo (de la UNL) es muy amplio”, dijo el vicepresidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos a la emisora santafesina LT10. “Hemos hecho un primer análisis y tenemos algunas conclusiones. No nos sorprenden los resultados (del informe) porque es casi un resumen de lo que los ingenieros agrónomos venimos proponiendo siempre como soldados del ambiente. En términos generales, el análisis coincide con lo que nosotros venimos diciendo”.

Alimentos sanos

Los referentes del colegio se reunieron a principios de mes con el ministro de Salud Miguel Ángel Cappiello para abordar la cuestión desde una óptica más amplia.

“Para nosotros está en primer orden de prioridades la salud humana, por eso hace tiempo que venimos tratando el tema con toxicólogos. Somos conscientes de que ninguno de los productos del campo es inocuo y solamente bien usado se garantiza a la gente la salud y alimentos sanos, sin contaminación del medio ambiente”, comentó Severín.

En paralelo, los ingenieros agrónomos mantuvieron encuentros en el Senado con referentes de los distintos bloques para analizar los cambios que la Cámara de Diputados introdujo en la actual ley de fitosanitarios.

El proyecto con media sanción establece límites para las fumigaciones de 500 metros –para las terrestres– y mil metros –para las aéreas– respecto de la línea agronómica. Los profesionales explicaron que la solución no pasa por limitar el territorio sino por la correcta aplicación de los productos.

Comentarios