El Hincha

Podoroska y Schwartzman, los argentinos que pudieron sobrellevar la primera jornada

Federico Coria, Facundo Bagnis y Francisco Cerúndolo fueron eliminados


La tenista argentina Nadia Podoroska accedió esta madrugada a la segunda ronda del individual femenino de tenis en los Juegos Olímpicos de Tokio, al aprovechar el retiro de su rival, la kazaja Yulia Putintseva.

La jugadora rosarina, de 24 años y ubicada en la posición 38 del ranking mundial de la WTA, vencía por 7-6 (7-4 en el tie break) y 1-3 a Putintseva (de 26 y 35 en el escalafón), que declinó continuar por inconvenientes físicos.

La tenista nacida en Moscú, que adoptó la ciudadanía kazaja, mostró calambres en la ingle derecha y resolvió abandonar el duelo, cuando se llevaban jugados 90 minutos sobre la pista número 7 del complejo Ariake, situado en la capital de Japón.

Podoroska, en su primera experiencia olímpica, se topará en la siguiente instancia con la vencedora del choque que sostendrán la belga Elise Mertens (17) y la rusa Ekaterina Alexandrova (34).

La ‘Peque’ Podoroska buscó incomodar desde el comienzo a su rival, que venía con buenos antecedentes tras haberse adjudicado la semana pasada el Grand Prix de Hungría, en Budapest, al derrotar en la final a la ucraniana Anhelina Kalinina.

De este modo, la rosarina quebró en el cuarto game y casi de inmediato se puso 4-1 arriba en el primer segmento. Sin embargo, Putintseva empezó a hallar profundidad en sus golpes y aprovechó ciertas deficiencias de la argentina, para neutralizar la desventaja y colocarse 4-4.

De allí hasta el cierre del primer set, la paridad y la irregularidad se tornó en denominador común. En el tie break, Podoroska lució un poco menos errática y se impuso 7-4, para adjudicarse el capítulo inicial, en 63 minutos.

A la finalización de la manga, la tenista kazaja pidió atención a una masajista que trabajó por espacio de 10 minutos en la zona afectada: los aductores de la pierna derecha.

Putintseva arremetió como para dar el resto y se adelantó 3-0 en la pizarra, quebrándole el servicio a la rosarina en el segundo game. Sin embargo, el físico de la kazaja dijo basta y así quedó concretado el triunfo de la tenista argentina.

Schwarzman, el único que pudo ganar entre los varones

El “Peque” Diego Schwartzman fue el único de los cuatro argentinos que superó la primera ronda del single masculino en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, luego de vencer esta madrugada al peruano Juan Pablo Varillas 7-5 y 6-4 en la cancha 2 del Parque de tenis de Ariake.

El número 13 del mundo batalló durante dos horas y un minuto para eliminar al jugador sudamericano (122), a quien nunca había enfrentado en el circuito profesional ATP.

Consultado sobre la dificultad de este primer partido, el argentino consideró: “Hay muchos motivos: no jugaba en cemento desde hacía más de dos meses, en Miami; lo hice contra un rival que no conocía y era mi debut olímpico”.

“Al principio estaba tenso, más que cometer errores no tenía impacto. En el segundo set pude mejorar pero el también jugó bien. Creo que lo más positivo fue haber tenido mis mejores momentos en el cierre de cada set”, resumió en diálogo con TyC Sports.

Finalmente lanzó una crítica hacia la organización: “Es ridículo arrancar a jugar a las 11 de la mañana con 37 de térmica. Se podría arrancar un poco más tarde cuando baja un poco el sol y hay más viento. Es una pena que no tengan en cuenta eso en un torneo que se juega cada cuatro años”.

Schwartzman jugará la siguiente instancia con el checo Tomas Machac (145) o el portugués Joao Sousa (137).

Antes del “Peque”, sus compatriotas Francisco Cerúndolo, Federico Coria y Facundo Bagnis se despidieron en partidos que también marcaron su debut en la historia de los Juegos Olímpicos.

Cerúndolo, de 22 años, número 116 del ranking ATP, cayó ante el británico Liam Broady por 7-5, 6-7 (4) y 6-2 en un extenso partido de tres horas y tres minutos.

Coria (62), de 29 años, lo hizo ante el kazajo Mikhail Kukushkin 7-6 (4) y 7-5; mientras que Bagnis fue doblegado por el alemán Dominik Koepfer 3-6, 6-3 y 7-5.

El tenis argentino acumula cinco medallas en su historial olímpico, dos de ellas ganadas por Juan Martín Del Potro en las pasadas ediciones: Londres 2012 (bronce) y Río de Janeiro 2016 (plata).

Las restantes fueron conseguidas por Gabriela Sabatini (plata, Seúl ’88), Javier Frana-Christian Miniussi (bronce, Barcelona ’92) y Paola Suárez-Patricia Tarabini (bronce, Atenas 2004).

Comentarios