Ciudad

Parque La Arenera

Plantaron árboles por la memoria de los ex alumnos del Poli

Familiares y amigos de las víctimas rosarinas del atentado en Nueva York colocaron cinco cipreses para recordarlos. De la ceremonia participaron también autoridades municipales. El miércoles se cumplió un año de la fatal tragedia


A cuatro días del primer aniversario del atentado terrorista en Nueva York, familiares y amigos de los cinco rosarinos fallecidos en la tragedia plantaron cinco cipreses en el Parque de la Arenera en memoria de las víctimas.

Del encuentro participaron la intendenta Mónica Fein, el secretario General del municipio, Gustavo Zignago, y el concejal Pablo Javkin.

Este domingo al mediodía los familiares y amigos, junto con las autoridades locales plantaron los árboles para recordar y homenajear a Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi.

Eligieron el ciprés porque es una planta conocido como el árbol de la vida. En diversas culturas evoca la inmortalidad y la vinculación del cielo con la tierra.

Aniversario

El miércoles se cumplió un año de la tragedia en la que murieron los cinco amigos que habían viajado a Estados Unidos a celebrar los 30 años de graduados del Instituto Politécnico. El colegio fue la sede del acto en homenaje que los familiares y amigos organizaron para recordarlos.

Hubo una ceremonia privada en el salón de actos de la que participaron la intendenta Mónica Fein, el gobernador Miguel Lifschitz y el ex cónsul argentino en Estados Unidos, Mateo Estremé. Las autoridades destacaron los valores que la escuela sembró en los alumnos y compartieron el mensaje de amor que las familias difundieron.

Luego de la ceremonia hubo un acto público en la esquina de Ayacucho y Montevideo donde proyectaron videos con imágenes de los ex alumnos, mensajes de figuras públicas y un cierre musical con Juan Carlos Baglietto.

También descubrieron un mural en homenaje a las víctimas hecho en mosaiquismo y diseñado por la hermana de Hernán Ferruchi, muralista y arquitecta, junto con Ariel Benvenuto, uno de los sobrevivientes.

“Que el amor venza al odio” fue la consigna que recorrió toda la noche y que la familia repitió en todo momento para contrarrestar la violencia del ataque terrorista.

Los familiares propusieron que el 31 de octubre sea el día del “poliamigo” para que los docentes del colegio les cuenten a los alumnos lo que ocurrió y les transmitan un mensaje de amor.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios