Edición Impresa, El Hincha

Piensa en Emelec

Los goles leprosos los anotaron Schiavi, que jugó una hora, y Sánchez Prette La locura de Peratta

Gato movedizo. Mauro Formica fue el mejor del equipo de Sensini en una noche donde en las plateas estaban los enviados rusos. (Foto: Leonardo Galletto)
Gato movedizo. Mauro Formica fue el mejor del equipo de Sensini en una noche donde en las plateas estaban los enviados rusos. (Foto: Leonardo Galletto)

Todavía falta. Newell’s es un equipo que muestra las falencias lógicas que provoca una pretemporada y ayer se notó que está más pendiente de la final ante Emelec que de este torneo de verano. Y está bien, más allá de que el 2-1 ante Santiago Morning también sirve para estimular el ánimo.

Más allá de la merecida victoria, lo importante es que Sensini aprovechó para “medir” al equipo de cara al choque ante los ecuatorianos por la Copa y le dio invalorables minutos en cancha a dos piezas importantes en recuperación: Rolando Schiavi y Diego Mateo.

El partido se jugó al ritmo que propuso el local. La primera jugada clara de gol la tuvo Joaquín Boghossian, pero el uruguayo anunció que no iba a tener una buena noche y su cabezazo se fue desviado. 

Newell’s mostró que la pretemporada todavía le pesa y no estuvo muy preciso con la pelota. Mauro Formica fue el más movedizo y buscó ser el conductor, pero le costó encontrar un socio. Con un Achucarro apagado y sin demasiada ayuda de los carrileros, el arco rival empezó a quedar lejos.

Para peor, el rojinegro no pudo capitalizar un arma que desde afuera asusta: la altura en la pelota parada. Sin un ejecutante preciso la Lepra dejó mucho que desear en el rubro aéreo y Schiavi, Alayes, Insaurralde y Boghossian pasaron inadvertidos.

De todas maneras el protagonismo llevó al local hasta el arco de Martín casi por decantación. A los 33 minutos Roselli encontró una pelota que peleó en lo alto Boghossian y su remate dio en el palo. El rebote cayó en los pies de Formica y la espalda de Manoucheri impidió el primero. Un rato más tarde, Achucarro dejó solo al Gato y el volante se dejó caer ante el cierre desesperado de Torres. Penal que Schiavi ejecutó con certeza para el 1-0.

En la segunda parte las cosas cambiaron poco. Newell’s siguió siendo el dueño de la pelota, con un Formica movedizo que encontró en Sánchez Prette un socio ideal. Lo tuvo el Loco a los 20 minutos, pero su remate se fue desviado.

Newell’s se descuidó una vez y lo pagó caro. Espinoza sacó a pasear a Roselli y sacó un centro preciso a la cabeza de Comba, que aprovechó la ausencia de Schiavi para ingresar entre Alayes e Insaurralde y poner el inesperado 1-1. Un rato más tarde Sánchez Prette arregló el problema y capitalizó una buena asistencia de l Negro Núñez para poner a la Lepra 2-1. Merecido, más allá de que la cabeza esté puesta en Emelec.

Comentarios