Ciudad

En febrero a juicio

Pidieron 50 años de prisión a presunto violador serial

Lo acusan de abusar de 18 jóvenes. Muchas menores de edad. Lo detuvieron hace dos años y está preso hasta el juicio en 2019. Según las denuncias, se hacía pasar por oficial y les decía que las necesitaba como testigos.


Arte El Ciudadano

La fiscal Carla Cerliani pidió 50 años de prisión para un hombre que fue detenido hace casi dos años por 18 hechos de abuso sexual. Este lunes se celebró una audiencia en la que se prorrogó en forma extraordinaria la prisión preventiva del acusado, y desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) pidieron que el juicio comience antes del mes de febrero. No es habitual hablar de abusadores seriales en Rosario. El más famoso fue Néstor Fica, condenado en 2002 por 14 casos de violaciones contra estudiantes universitarias. Le dieron 20 años y 6 meses prisión. Él está en libertad condicional luego de cumplir los dos tercios de la sentencia. En 2012 un violador serial de ancianas recibió una condena en un proceso abreviado.

Rosarino

El sospechoso por el que la Fiscalía pidió 50 años de cárcel fue detenido a fines de agosto de 2016 en Soldini. Tiene 41 años y es dueño de un Fiat Duna gris con vidrios polarizados que había sido descrito por la niña de 14 años abusada una semana antes al salir de su escuela de barrio Acíndar. El auto tenía pedido de secuestro. Al hombre lo vincularon a una zaga de 13 ataques sexuales con la misma mecánica. A lo largo de la investigación se convirtieron en 18 casos.

La fiscal Cerliani lo acusó de 12 abusos sexuales con acceso carnal y usos de armas, dos más sin armas, uno en grado de tentativa –también usando arma de fuego–, y dos abusos simples, dónde parte de las pruebas que tiene la Fiscalía son exámenes de ADN positivos. Por último, lo imputaron por una amenaza cuando ya estaba preso en la cárcel de Piñero.

Según fuentes judiciales, el hombre se presentaba como policía y obligaba a las víctimas a subir al auto y las sometía. Casi el 100 por ciento de los abusos fueron en las zonas sudoeste y noroeste. Uno sólo fue en zona sur.

Falso policía

Una semana antes de la detención del hombre, una nena de 14 años había sido secuestrada y abusada. Un día al salir de la escuela fue abordada por un hombre que se presentó como oficial de Policía. En la esquina de Avellaneda y Doctor Riva, siempre según la imputación, la obligó a entrar a un auto. El supuesto policía le dijo que la tenía que llevar a la comisaría porque estaba sospechada en una causa por drogas. También le revisó la mochila. Después manejó algunos kilómetros, la sometió en una casa en construcción de Maradona y Rouillón, y la abandonó.

Un médico forense confirmó el relato de la nena, que fue asistida por psicólogos y estuvo internada en el Hospital Víctor J. Vilela.

Casi dos años

Entre el 4 de abril de 2014 y el 16 de agosto de 2016, la Fiscalía Regional Rosario investigó más de una docena de casos de violación que habían sido denunciados en la calle. Tenían un patrón en común por lo que los investigadores pensaron que un hombre era el responsable. En la mayoría de los hechos, siempre según las denuncias, un hombre se había hecho pasar por policía para ganar la confianza de las víctimas y luego abusó de ellas.

Uno de los casos que están en carpeta de la fiscal Carla Cerliani ocurrió en la madrugada del 28 de mayo del 2015. Una chica de 19 años denunció en la subcomisaría 24ª de barrio Empalme Graneros que fue abordada por un hombre en Juan José Paso y Argerich, cuando regresaba a su casa. Él iba en auto y se había presentado como Federico o Fernando Gutiérrez. Le había dicho que era policía y le dijo que estaba detrás de una pareja que vendía drogas, por lo cual ella tenía que reconocerlos. El hombre la llevó hasta un descampado en Granadero Baigorria y sacó un arma. La amenazó, la manoseó y la hizo desvestir. Luego abusó de ella.

A juicio

Durante la audiencia de este lunes ante la Cámara Penal, la fiscal Cerliani solicitó una prórroga excepcional de la prisión preventiva. Le imputaron diecinueve hechos y pidieron una pena de cincuenta años de prisión. El tribunal, a cargo de Alfredo Ivaldi Artacho, resolvió hacer lugar al pedido fiscal y extendió la prisión hasta el miércoles 20 de febrero del 2019. Ese día deberán empezar las audiencias de juicio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios