Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Piden suspender una obra

Diversos bloques de la Cámara de Diputados presentaron un proyecto para que la EPE frene trabajos de tendido aéreo en la zona del aeropuerto. Vecinos de San Eduardo y Aldea habían presentado reclamos.

Legisladores de diferentes bloques de la Cámara de Diputados presentaron un proyecto de comunicación para solicitar al gobernador Hermes Binner que “proceda a suspender en forma preventiva la obra de tendido aéreo de líneas de alta tensión a instalar por calle Schweitzer entre el arroyo Ludueña y el Aeropuerto Internacional Malvinas Argentinas, en Rosario”.

Los diputados del PJ, la Coalición Cívica, el PPS, el MAP y Encuentro por la Dignidad y la Equidad también piden que el Poder Ejecutivo “informe si para la solicitud formulada a los efectos de la aprobación de dicha obra a la Municipalidad de Rosario se han realizado estudios de impacto ambiental, teniendo en cuenta que se prevé instalar líneas de alta tensión sobre viviendas particulares y establecimientos educativos y si se ha tenido en cuenta lo normado por las leyes nacionales 24.065 y 25.675, por la ley provincial 11.717 y la ordenanza 7.144, la Convención Interamericana de Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño” de las Naciones Unidas.

La comunicación, firmada por el diputado Alberto Monti, junto a Jorge Lagna, Alejandra Vucasovich, Luis Rubeo y Marcelo Gastaldi (PJ), Pablo Javkin (ARI – CC), Oscar Urruty (PPS),  José Tessa (MAP) y Marcelo Brignoni (EDE), dice en sus fundamentos que “en los últimos días ha tomado estado público en la ciudad de Rosario la pretensión de la Empresa Provincial de la Energía de comenzar a ejecutar el tendido de una línea de alta tensión sobre calle Schweitzer entre el arroyo Ludueña y el Aeropuerto Internacional Malvinas Argentinas, la que se ubicaría sobre zonas densamente pobladas, mas específicamente los barrios San Eduardo y Aldea, incluyendo varios establecimientos educativos”.

“Ya en 2000 la EPE intentó realizar dicho emprendimiento, queriendo hacer pasar dicho cableado por avenida Jorge Newbery, lo que motivó una fuerte reclamo de los barrios Hostal del Sol y Aldea, cuyos vecinos, a través de movilizaciones y reclamos en sede judicial, impidieron la ejecución de la misma”, expresaron los legisladores.

“Como consecuencia de dicha controversia, la Municipalidad de Rosario y el Concejo Municipal de esa ciudad sancionaron y promulgaron la ordenanza 7.144 que indica expresamente que los tendidos de alta tensión en zonas pobladas deben realizarse de manera subterránea, por lo que ahora resulta incomprensible que, según lo indican los propios vecinos, se haya dictado un permiso de excepcionalidad para autorizar a la EPE a ejecutar la obra antes mencionada”, continuaron.

Este caso fue publicado por El Ciudadano en su edición del último domingo, cuando se dio cuenta de la preocupación de los vecinos de la zona, que reunieron 300 firmas para plantear la situación en el Concejo. Como resultado de ese encuentro, los ediles aprobaron una solicitud para que el Ejecutivo envíe todas las actuaciones realizadas por la Municipalidad respecto del tema y de igual modo se pida a la EPE lo actuado por su parte.

Por último, los legisladores indicaron que “si bien existe una fuerte controversia en el mundo médico y en el de la ingeniería acerca de las posibilidades de afecciones cancerígenas debido al tendido de líneas de alta tensión, la tendencia universal recomienda evitar la instalación de dichas redes en zonas de población permanente, tal como lo es el caso que nos ocupa”.

Comentarios