Edición Impresa, Policiales

Justicia

Piden revocar domiciliaria a carnicero que baleó a joven

El pistolero fue detenido en la escena del hecho y uniformados de la seccional 4° le incautaron un revólver calibre 38.


Familiares y amigos de Hugo O., un muchacho de 28 años baleado el lunes en el barrio República de la Sexta, realizaron una protesta ayer frente a Tribunales para exigir que el autor de la balacera, quien tiene arresto domiciliario, sea encarcelado. A la vez, denunciaron amenazas por parte del agresor y señalaron a policías por maltratos a la víctima apenas producidos los balazos que lo dejaron parapléjico. Hoy habrá nueva audiencia en la que la Fiscalía ampliará la imputación y se debatirá la apelación a la preventiva.

Hugo entró al Heca a las 11.30 del lunes pasado, trasladado en una ambulancia desde el hospital Provincial, con un traumatismo de parietal izquierdo, paraplejia en las piernas y una herida de arma de fuego en la espalda. Desde entonces, está internado en estado delicado. Según la acusación, el muchacho tuvo una pelea con Pablo P., un carnicero de 55 años, en Pasco y Esmeralda, y en medio del forcejeo su contrincante le metió dos tiros. El pistolero fue detenido en la escena del hecho y uniformados de la seccional 4° le incautaron un revólver calibre 38.

El martes por la tarde, fue imputado de lesiones gravísimas y portación de arma de guerra. El juez José Luis Suárez determinó que el hombre quedara detenido con prisión domiciliaria para que pueda trabajar en su carnicería.

La decisión del magistrado de que Pablo P. sea enviado a su casa cayó como una piedra entre los allegados de Hugo. El agresor y ellos viven en el mismo barrio, a pocos metros de distancia, y la relación entre las familias es tensa.

Según Emanuel, hermano de Hugo, el carnicero es una persona violenta, que suele estar armada. “A las dos horas de que lo largaron, se paró en la vereda de la casa con un cuchillo en la cintura y amenazó a varios de mis familiares”, explicó. De acuerdo a Emanuel, Pablo no sólo vende carne, sino que también es prestamista y un hombre de mucho peso en la zona de la villa La Siberia. Por ello se juntaron ayer a la mañana para exigir medidas de seguridad. “Nos provocan, nos insultan y nos amenazan. Nosotros no queremos reaccionar, pero es muy violento tener que ver en la calle al tipo que le partió la médula a mi hermano y para colmo tener que bancarnos su verdugueada”, explicó.

La familia de Hugo apuntó contra el Comando Radioeléctrico el día de la agresión. Según ellos, los policías levantaron al herido de la calle y “como una bolsa de papas lo tiraron dentro de un patrullero”. Luego lo trasladaron a la comisaría 4a, “donde habría quedado alojado si el jefe no se hubiera negado a recibirlo, porque estaba herido y sucio”, dijeron familiares, quienes añadieron que recién ingresó al hospital dos horas después del ataque y que “su cuadro clínico se complicó por el tiempo que tardaron en atenderlo”.

Emanuel explicó a El Ciudadano que la pelea entre su hermano y el carnicero está vinculada con la ex mujer de Hugo, con quien tuvo dos hijos. “Ella no lo deja ver a los nenes y hay un quilombo legal entre ellos”, señaló. Según esta versión, la mujer hace un año comenzó una relación con Pablo, quien se hizo parte de la disputa. “Él y su hijo Eduardo se dedican a amedrentarnos. Tiran tiros al aire en la puerta de la casa de mi mamá y nos muestran armas cuando pasamos. Pedimos que la Justicia intervenga, porque estamos muy expuestos a que nos pase algo más”, cerró.

Comentarios