Edición Impresa, Policiales

Está preso en Ezeiza

Piden que se investigue los golpes que sufrió Ema Chamorro

Jorge “Ema” Chamorro es uno de los sindicados integrantes de la banda de Los Monos. Procesado en la causa por asociación ilícita, también espera juicio junto a Ariel Máximo "Guille" Cantero y otro ladero por el crimen de Diego “Tarta” Demarre.


Jorge “Ema” Chamorro es uno de los sindicados integrantes de la banda de Los Monos. Procesado en la causa por asociación ilícita, también espera juicio junto a Ariel Máximo “Guille” Cantero y otro ladero por el crimen de Diego “Tarta” Demarre. Cantero y Chamorro además fueron procesados por la Justicia federal por una causa vinculada al tráfico de estupefacientes, por lo que ambos están a disposición del juez Edgardo Fertita por la Justicia provincial y de Marcelo Bailaque por la Federal. Chamorro solicitó un traslado desde la cárcel federal de Ezeiza a un penal santafesino, lo que fue denegado por Fertita. Ello derivó en la presentación de un recurso de apelación por parte de los defensores. La audiencia fijada para ayer finalmente fue desestimada porque Bailaque sí hizo lugar pedido de traslado que también se cursó en la Justicia federal. Pero cuando el camarista provincial Daniel Acosta le dio la palabra a Chamorro, el hombre denunció apremios por parte del Servicio Penitenciario de Ezeiza y mostró las lesiones que tenía en su cuerpo vía videoconferencia.

El 2016 lo tiene a maltraer a Chamorro. Su salida de la provincia en enero pasado se produjo sorpresivamente. Un rumor de fuga fue la excusa que se planteó por parte del Servicio Penitenciario provincial ante la Justicia provincial para solicitar el traslado fuera de Santa Fe, lo que se produjo a toda celeridad y con un espectacular procedimiento policial. Chamorro junto a Guille Cantero fueron trasladados desde la cárcel de Piñero al penal federal de Ezeiza.

La estadía fue corta; dos días después los internos fueron nuevamente trasladados. Guille Cantero al Instituto de Seguridad y Resocialización (Unidad 6) conocido como Penal de Rawson, provincia del Chubut; mientras que Ema Chamorro fue enviado a la Unidad Penitenciaria Nº 9 ubicada en Neuquén y conocida como Prisión Regional de Sur. Ema solicitó ser alojado en un sector común y lo ubicaron en el pabellón Nº 5 donde había 18 detenidos con lugar para 12 internos más. Allí el 1º de marzo fue apuñalado en varias oportunidades. Uno de los puntazos le afectó el corazón y estuvo 18 días en coma. A pesar de la gravedad de las heridas, logró salvar su vida y fue trasladado nuevamente al Complejo Penitenciario Federal Nº1 de Ezeiza.

Su defensor Fausto Yrure insistió en traerlo nuevamente a la provincia. Solicitó el traslado a una cárcel más cercana por cuestiones familiares. El planteo se realizó ante el juez de sentencia provincial Edgardo Fertita y el magistrado federal Marcelo Bailaque. El primero rechazó el pedido, mientras que el juez federal hizo lugar al reclamo y dispuso que Chamorro sea derivado al penal de Coronda en el centro provincial.

Ayer estaba fijada la audiencia. De ella participaron el defensor Yrure, la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren y el vocal Daniel Acosta que presidió la misma. Allí el defensor desistió del recursChamorro, que presenció el acto por videoconferencia, detalló los padecimientos que sufrió desde su detención y agregó que tras una denuncia al servicio de requisa del penal de Ezeiza su situación se volvió crítica y sufrió represalias físicas.Y sostuvo que en una de las oportunidades realizó la denuncia ante el Tribunal Federal de Lomas de Zamora. Por su parte su defensor solicitó el traslado inmediato y el camarista dispuso que el interno sea examinado por el cuerpo forense de la Corte Suprema y se le informe de la situación a la Procuración de la Nación, ya que se trata de una cárcel federal.

Comentarios