Ciudad, País

Hospitales Iturraspe y Cullen en la mira

Piden que se garantice el aborto no punible en Santa Fe

Organizaciones feministas se movilizarán este martes en la capital provincial hacia la sede del Ministerio de Salud para reclamar que se aplique sin restricciones el protocolo de interrupción legal del embarazo, luego una serie de inconvenientes en centros de salud públicos


Organizaciones feministas que forman parte en Santa Fe de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se movilizarán este martes por la mañana hacia el Ministerio de Salud de la provincia para exigir que se aplique sin restricciones el protocolo de interrupción voluntaria del embarazo.

En particular, le apuntan a los hospitales Iturraspe –la principal Maternidad de la ciudad de Santa Fe– y Cullen, donde se registraron inconvenientes en los últimos meses respecto del protocolo al que adhirió la provincia de Santa Fe en 2012.

“Nos movilizamos porque no se garantizan los abortos legales y por el incumplimiento de los protocolos de interrupción legal del embarazo en los hospitales Iturraspe y Cullen y en distintos centros de salud”, señalaron desde la Campaña por el Derecho al Aborto Santa Fe.

Durante la manifestación, convocada para las 10 frente al Ministerio de Salud, en la capital santafesina, se darán detalles del recurso de amparo presentado contra la provincia por negarle a una mujer el derecho a la interrupción legal de su embarazo.

“Durante el debate por la legalización del aborto, desde el gobierno provincial se difundió nacionalmente la «experiencia Rosario» como ejemplar y se dijo que en todo territorio provincial se garantiza el cumplimiento del protocolo nacional para personas con derecho a la interrupción legal del embarazo. Mientras esto sucedía, las organizaciones de mujeres y profesionales de la salud seguíamos acompañando y denunciando obstaculizaciones por parte de efectores de la salud en el centro norte de nuestra provincia”, explicaron.

Los mayores inconvenientes se vienen dando en el Servicio de Ginecología del Hospital Iturraspe, a cargo del doctor Samuel Seiref, donde todos los profesionales son objetores de conciencia. Pero también hubo obstáculos en el Área de Cuidados Progresivos del Hospital Cullen. Son los dos únicos hospitales de alta complejidad de la ciudad de Santa Fe y las irregularidades vienen siendo denunciadas desde principios de 2017.

“Frente al sostenimiento de dicha situación, el pasado 7 de agosto presentamos ante la Justicia un amparo contra el Estado provincial por negarle a una mujer de más de 30 años a acceder a una ILE (interrupción legal del embarazo). Esta mujer fue atendida en el Samco de Santo Tomé, el efector la derivó al Hospital Cullen al encuadrar a su embarazo en el artículo 86 del Código Penal: aborto no punible por causal salud. Durante dos semanas fue entrevistada por funcionarios de dicho hospital que la maltrataron, descreyeron de su palabra y sin hacerle estudios ni tener un diagnóstico previo, le dieron como única solución a su problema la continuidad de la gestación y la consecuente puesta en adopción”.

El movimiento de mujeres reclamó mediante notas presentadas al Ministerio de Salud por “la negación infundada” del equipo del Hospital Cullen. “Ante el silencio, acudimos a la Justicia donde se hizo lugar al amparo y notificó a la provincia para que conteste la demanda. Lamentablemente, la respuesta (mediante Fiscalía de Estado) fue negar la causal salud, desconocer los hechos y ejercer violencia institucional con engaños, tergiversación de los hechos y sin presentar pruebas”.

El 9 de agosto, día posterior al voto negativo del Senado, hubo una audiencia de conciliación. Según la organización feminista, “la provincia concurrió corporativamente (Dr. Juan Carlos Carbone, Sr. César Alberto Pauloni, Juan Pablo Gutiérrez, Dr. Oraldo Manuel Llanos y Dr. Juan Pablo Poletti) reforzando lo que veníamos denunciando: el Ministerio de Salud sostiene a los efectores y profesionales de la salud que no garantizan derechos. Finalmente, la sentencia fue negativa y hoy se encuentra apelada”.

“Como lo dijimos el 9 de agosto, luego de la negativa del Senado a votar la ley de interrupción voluntaria del embarazo, con este rechazo sólo lograrán que haya más abortos clandestinos, más peligro para la vida de las mujeres, más negativa a realizar abortos legales y menos derechos para las mujeres”, concluyeron desde la Campaña por el Derecho al Aborto.

Se sumó otro caso

Una joven de 21 años está internada en la Maternidad Provincial de Córdoba tras haber ingresado a la guardia por un aborto. Allí le practicaron una histerectomía de urgencia porque estaba con una infección generalizada. La paciente evoluciona favorablemente, aunque el pronóstico es reservado porque continúa en terapia intensiva y con asistencia respiratoria.

El caso lo reveló la legisladora provincial Liliana Montero, quien habló de “un cuadro irreproducible por lo siniestro”. Es el cuarto caso reportado de abortos inseguros luego de las tres muertes registradas la semana pasada en Buenos Aires, apenas unos días después de la histórica sesión en la que el Senado nacional rechazó la legalización del aborto.

“La ley contemplaba las consejerías y hubiese permitido que las mujeres no tengan que recurrir a un lugar clandestino porque el Estado podría haberlas acompañado en las decisiones a tomar”, resaltó Montero al diario Página/12.

Comentarios