Ciudad, Policiales

persecución, gatillo fácil y muerte

Piden que identifiquen a los policías que mataron a David y a Emanuel

“Exigimos al Ministerio Público de la Acusación la identificación y detención inmediata de los policías responsables y que se adopten todas las medidas necesarias para preservar la identidad de quienes quieran aportar datos, así como su integridad física y psíquica”, destacan desde el colectivo.


23 de julio de 2017: Ema y David Campos fueron fusilados por personal policial.

La Multisectorial contra la Violencia Institucional junto a familiares de David Campos y Emanuel Medina –asesinados por la Policía el viernes 23 de junio en Callao al 5700– solicitaron una audiencia con el Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro y con el fiscal Patricio Serjal, pero aún no fueron recibidos. “Exigimos al Ministerio Público de la Acusación la identificación y detención inmediata de los policías responsables y que se adopten todas las medidas necesarias para preservar la identidad de quienes quieran aportar datos, así como su integridad física y psíquica”, destacan desde el colectivo.

“Desde ya, repudiamos las tardías declaraciones tanto del gobernador Miguel Lifschitz como del ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, y les recordamos que como representantes del Poder Ejecutivo además de sancionar en el caso concreto tienen la obligación de diseñar e implementar políticas que aborden de manera integral la violencia institucional, para no sólo sancionar en el caso concreto, sino también reducir y prevenir prácticas policiales abusivas”, sostienen en un comunicado desde la multisectorial.

El viernes 23 de junio los jóvenes David Ezequiel Campos y Emanuel Alejandro Medina fueron asesinados por agentes del Comando Radioeléctrico y de la Policía de Acción Táctica. David y Emanuel habían salido a bailar y divertirse y cerca de las 11, mientras viajaban en el auto de uno de ellos, comenzaron a ser perseguidos por una unidad móvil de policía motorizada. Los motivos que dieron inicio a dicha persecución se desconocen. Testigos del lugar descartaron que los jóvenes estuvieran armados y efectuaran disparos a la policía. Al cabo de pocos minutos, el automóvil que conducían impactó contra un árbol en la zona de calle Callao al 5700. Según declaraciones de testigos, tras colisionar estaban ambos inmovilizados por el impacto y uniformados que llegaron al lugar abrieron fuego contra ellos de manera indiscriminada, desobedeciendo los criterios de necesidad, racionalidad y proporcionalidad exigidos para el uso policial de la fuerza y, en particular, para disparar sus armas de fuego reglamentarias. David y Emanuel murieron como consecuencia de la balacera.

“También solicitamos una reunión con el fiscal regional Patricio Serjal el día 5 de julio, y aún no hemos sido recibidos. En la misma presentación solicitamos nos informe de los avances de la investigación, le exigimos una investigación pronta, integral, eficaz y efectiva, conforme lo exigen obligaciones constitucionales y la aplicación estricta de estándares internacionales en la materia y la investigación conjunta de los homicidios y los delitos conexos cometidos para garantizar impunidad”, agregaron.

Comentarios