Ciudad, Edición Impresa

Piden que el polarizado se apruebe en toda la provincia

Con Rosario como ejemplo, presentaron en la Legislatura un proyecto para “unificar” su utilización.

Con el objetivo de “armonizar” en toda la provincia la instalación de polarizados en los automóviles, el diputado Alberto Monti presentó un proyecto de ley donde propone que se incorpore a la reglamentación de la adhesión de la provincia de Santa Fe a la Ley Nacional de Tránsito un artículo donde se permita la instalación o el mantenimiento de polarizados de hasta un 30 por ciento en los vidrios de los automotores que no sean parabrisas, dados los numerosos conflictos y superposición de jurisdicciones que se han planteado en las últimas semanas a partir de la sanción y reglamentación de una ordenanza de esas características en Rosario y el debate planteado a nivel público en la ciudad de Santa Fe referido a este mismo tema.

“A nivel local, encontramos que medidas de similares características a las aquí propuestas, ya se llevan a cabo Rosario, mediante la ordenanza sancionada por el Concejo Municipal a través de un proyecto propuesto por el concejal Jorge Boasso y diversos proyectos han sido presentados en la capital de nuestra provincia, además de una campaña de recolección de firmas oportunamente promovida por comerciantes de la ciudad de Santa Fe”, señaló el legislador justicialista.

“En las últimas semanas se ha planteado una polémica entre distintos organismos provinciales y de la Municipalidad de Rosario, dado que al estar en vigencia la ordenanza antes citada se plantea un conflicto de intereses, que a través de este proyecto de ley pretendemos armonizar, para que todos los automóviles radicados en la provincia tengan similar status y evitar posibles roces de jurisdicciones”, destacó Monti.

En los fundamentos de su presentación, el diputado justicialista dijo que “ya se encuentra sancionada una ley de igual tenor en la provincia de Formosa, y se han presentando proyectos en las provincias de Córdoba, Neuquén y Mendoza, entre otras”.

“De todos modos, esta iniciativa no es más que un primer paso para el debate y el intercambio de ideas que debe dar en las comisiones de la Cámara de Diputados, convocando a todos los sectores interesados, intendentes y presidentes de comuna, concejales, talleristas, expertos en seguridad vial, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos en general”, explicó más adelante el funcionario.

“Vemos que la normativa vigente ha quedado desactualizada desde el punto de vista de la seguridad personal, ya que los requisitos técnicos actuales permiten una detallada visibilidad desde el exterior hacia el interior del vehículo, y en consecuencia sus ocupantes quedan víctimas de la inseguridad en la que estamos inmersos en estos días. A pedido de la Comisión de Obras Públicas del Consejo Municipal de Rosario, el Departamento de Óptica del Instituto Politécnico Superior dependiente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) confeccionó un informe, mediante el cual se estudiaron diferentes tonalidades de láminas de control solar adheridas a vidrios de automotores, certifica que hay niveles de transmisiones de luz inferiores al 70 por ciento donde el ojo humano continúa viendo en forma normal, siendo de esta manera aptas para la colocación en vehículos”, resaltó el representante en la Cámara baja provincial.

En la parte puntual de la modificación que se pretende, el diputado Monti precisó: “Tras una atenta lectura comparada de la legislación provincial con la nacional, se descubre que no existen especificaciones al respecto en la provincial, por lo que cabe el principio legal, que sostiene que lo que no está prohibido explícitamente se puede hacer. Con este antecedente, se requiere ordenar el tema en cuestión, formulando una serie de precisiones que estimo son convenientes”.

“Es decir, que se autoriza la aplicación de láminas denominadas de «seguridad y control solar», erróneamente denominadas polarizado, que limite hasta el 25 por ciento de la transmitancia luminosa regular en el caso de la banda superior de no más de 15 centímetros en los parabrisas y 30 por ciento en el caso de los vidrios que no sean parabrisas”, dice el legislador en su proyecto.

“Para ello, se propone que la autoridad de aplicación, audite las bocas de venta o colocación de estos elementos, ajustándose a las pautas de certificación de seguridad de autopartes planteadas en algunas normativas. Esto supone la creación de una oblea habilitante, de portación obligatoria en los vehículos con polarizados, en las que deberá constar razón social o nombre del comercio que hace estos trabajos, fecha y tipo de materiales utilizados. La misma podrá ser requerida por la autoridad policial competente, toda vez que lo requiera”, concluyó Monti.

Comentarios