Ciudad, Edición Impresa

Parque Independencia

Piden proteger la fauna del Laguito

El Concejo votó en un su última sesión un proyecto para relevar las especies que habitan en forma permanente o temporaria y dar atención a las que están heridas. También se dispone limpiar el entorno y poner guardias para disuadir ataques a animales.


El Concejo municipal aprobó por unanimidad un proyecto para “proteger, cuidar y mejorar, de manera urgente, la calidad de vida” de las especies que habitan actualmente en el Laguito del parque Independencia, como así también brindarles tratamiento a los animales que estén heridos y disponer de personal de guardia para controlar el lugar y evitar ataques contra la fauna.

Tras haber recibido varias denuncias de ciudadanos sobre el estado de abandono que presentan algunos de los animales que habitan en el espacio verde –gatos, patos, gansos, tortugas en forma permanente y otras especies de paso– el concejal y veterinario Carlos Cossia presentó un proyecto para resolver de manera inmediata una estrategia de protección. La iniciativa partió de Ivo De Carlis, un adolescente de 14 años que relevó la situación del Laguito y su entorno y confeccionó un alerta y pedido de limpieza del espejo de agua y su espacio circundante a través de la plataforma de la organización Greenpeace “Hagamos Eco” (www.hagamoseco.org), que ayer había superado los 11.800 votos.

El decreto aprobado encomienda al Ejecutivo avanzar en un convenio con la Universidad Nacional de Rosario, la Facultad de Ciencias Veterinarias, el Colegio de Veterinarios y otras entidades que se consideren apropiadas, para que “en un plazo no mayor de 30 días” se eleve un informe de las condiciones de hábitat de las especies alojadas en el Laguito, contemplando cantidad de animales, especies, requerimientos nutricionales, calidad de agua y todo tipo de información sobre la calidad de vida de los seres vivos que habitan allí.

Otro de los artículos pide “un control mensual” de la fauna silvestre para que, en el caso de detectarse animales heridos o que requieran tratamiento médico veterinario, “se informe rápidamente a la dependencia municipal correspondiente para proceder a su tratamiento en coordinación con ONGs entendidas en la temática animal”.

La estrategia plantea rescate y atención para “una vez obtenida el alta médica”, proceder a la liberación “en un medio acorde a su posibilidad de adaptación y a su especie”.

También se establece la necesidad de contar “de forma inmediata” con personal de guardia para “evitar el robo, daño, maltrato, hostigamiento y cualquier ataque a las especies animales que viven en las inmediaciones del Laguito y del parque Independencia, previa capacitación y sensibilización sobre la temática de protección animal a la que podrán asistir las ONGs entendidas en la temática y/o impartir jornadas de capacitación a los agentes”.

Finalmente se pide la instalación de carteles a través de los cuales se alerte sobre “la prohibición y las sanciones a quien dañe, hostigue, mate o maltrate a cualquier animal” que habite en inmediaciones del Laguito del parque Independencia. Es decir, que cualquier ataque se penalice según lo contemplado en la ordenanza 9.488/2015 que prevé sanciones “a quienes ejerzan tortura o maltrato hacia animales por el solo espíritu de perversidad”.

Con todo, el edil del bloque Peronismo Solidario expresó que están muy preocupados por los animales que habitan en el espejo de agua, ya que durante los fines de semana, diferentes especies son presas de depredadores humanos. “Nosotros fuimos a corroborar el lugar y efectivamente las tortugas están dañadas, hay robos y abandono, y nadie controla. El parque se transformó en una cacería de palomas con gomeras”, advirtió.

“Estamos pidiendo al Ejecutivo una figura, que lo llame como quiera, playero o guardafauna: pero que se ocupe del control del parque. Caso contrario, toda la fauna que está en el Laguito habrá que llevarla a otro lugar para que sean respetados. Cada vez hay menos animales, quedaron algunas tortugas y también hay muchos gatos lastimados”, agregó Cossia.

Y concluyó: “Se llevan a las tortugas bebés del agua, y en muchas oportunidades se llevan también a los peces. Estos actos vandálicos nos preocupan, y por eso creemos que deben ser controlados de manera urgente. Gracias a la colaboración de Ivo y de organizaciones protectoras dimos un gran paso y espero que podamos darles a estos animales una mejor calidad de vida, como se merecen”.

Comentarios