Policiales

La muerte por encargo

Piden perpetua para los tres acusados del asesinato de Marcos Guenchul

Para la Fiscalía fue un homicidio triplemente calificado por el vínculo, por promesa remuneratoria y por la participación de dos o más personas. No hay fecha del juicio que definirá la suerte de la ex esposa de la víctima, sospechada de encargar el crimen a quien era su pareja actual y a un sicario


Marcos Guenchul, la víctima.

La Fiscalía pidió la pena de prisión perpetua para los tres acusados de matar al entrenador físico Marcos Guenchul, que según la teoría del caso fue asesinado en el marco de un conflicto judicial que mantenía con su ex esposa por la tenencia de la hija de ambos. El crimen ocurrió en julio de 2019 y este martes se realizó la audiencia preliminar, el paso previo para el juicio oral y público en el que será juzgada su ex pareja Priscila Vanesa Denoya, de 34 años, como instigadora del homicidio, junto a los dos sospechosos de llevarlo a cabo: Maximiliano Rodrigo Panero, de 40, y Caio Soso, de 33 y quien al momento del hecho estaba en pareja con la mamá de la niña en disputa.

Durante la audiencia prelimar, los fiscales del caso Adrián Spelta y Gisela Paolicelli adelantaron que solicitarán la pena de prisión perpetua y detallaron las imputación penal con la que serán juzgados durante le juicio oral, que aún no tiene fecha.

Al respecto, los fiscales dijeron que según la investigación que llevaron adelante se trató de un homicidio triplemente calificado por el vínculo en el caso de la mujer, por precio y por la participación de dos o más personas, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

El crimen ocurrió la noche del 23 de julio de 2019 en Sucre y Mendoza de la zona oeste de Rosario minutos después de que Guenchul, quien era profesor y personal trainer, saliera del gimnasio “Progress Fitness” que administraba junto a un socio.

Según la acusación, mientras esperaba el colectivo fue abordado por Panero con un arma y obligado a caminar unos metros, mientras Soso aguardaba en un automóvil a pocos metros del lugar.

Panero, que según los fiscales había sido contratado por Priscila Denoya, la ex pareja del profesor que mantenía con él un litigio por la tenencia de la hija de ambos, le robó la mochila a Guenchul y luego le tiró dos veces.

Uno de los disparos, según la autopsia, le dio en la cabeza y lo mató.

El presunto sicario y Soso, que en ese momento estaba en pareja con Denoya, escaparon en el auto que conducía este último y media hora más tarde fueron hasta la casa de la mujer, “quien les hace entrega de la suma de dinero acordada previamente”, sostiene la acusación.

Soso fue detenido el 13 de agosto del mismo año en el aeropuerto de Ezeiza cuando iba a subirse a un avión con destino a Beirut, la capital de El Líbano, donde tiene parientes, recordaron fuentes del caso.

Panero fue arrestado en noviembre de 2019 y señalado como el presunto autor material del asesinato, mientras que la ex pareja de la víctima fue detenida en diciembre.

En la audiencia de este martes, la jueza María Trinidad Chiabrera resolvió tener por ofrecidas las pruebas para rendir en juicio y admitió la acusación presentada por los fiscales.

A la vez, dictó un cuarto intermedio para el tratamiento de la evidencia que se exhibirá en el proceso oral y dispuso la prórroga de la prisión preventiva efectiva de Panero, indicaron los informantes.

Comentarios