Policiales

Santa Fe, conmocionada

Piden perpetua para el asesino de la maestra

Imputaron al “Chancho” Cano por homicidio calificado con alevosía y ensañamiento en contexto de violencia de género. “Tenemos esclarecido el hecho”, sostuvo el fiscal Andrés Marchi.


La Fiscalía acusó este sábado a Juan Ramón “Chancho” Cano de los delitos de homicidio calificado con alevosía y ensañamiento, en contexto de violencia de género, por el asesinato de la docente Vanesa Castillo el último jueves en la ciudad de Santa Fe. Cano quedó detenido con prisión preventiva por orden de la jueza Sandra Valenti. Por los delitos que le imputaron, puede recibir una condena de prisión perpetua.

Los fiscales Andrés Marchi, Mariela Jiménez y Alejandra del Río Ayala hicieron una reconstrucción de los hechos durante la audiencia imputativa realizada este mediodía en los Tribunales santafesinos. De acuerdo a su investigación, el asesino de la maestra primero le ofreció comprar unas ojotas, luego le pidió que lo lleve en moto y, tras la negativa de Vanesa, la atacó con un cuchillo. Según la autopsia, fueron 13 puñaladas.

El móvil del crimen es una de las incógnitas a develar. En principio se planteó la hipótesis de robo seguido de muerte. Luego surgieron testimonios que podrían dar cabida a la hipótesis de asesinato en venganza por supuestas denuncias previas de Vanesa contra Cano. Pero este sábado los fiscales que investigan el caso dijeron que no tienen indicios de que la maestra haya denunciado previamente a su asesino.

“Aunque sólo pasaron 48 horas, ya tenemos esclarecido el hecho”, sostuvo el fiscal Marchi. Y relató los hechos tal como pudo reconstruirlos: “Cano le ofreció a la víctima venderle unas ojotas, ella se negó y tras eso comenzó a agredirla brutalmente”. El jueves, poco después de su detención, lo sometieron a estudios psiquiátricos. “Estaba en perfectas condiciones, sabía lo que hacía”, amplió el fiscal Marchi.

Su colega Mariela Jiménez explicó además que la carátula de femicidio “es porque creemos que la mata sólo por el hecho de ser mujer”. La fiscal postuló que se trata de un femicidio no íntimo y que el contexto de violencia de género no se aplica sólo a las relaciones de pareja.

Aunque parece diluirse la hipótesis de una venganza por denuncias previas –Cano había estado preso en la cárcel de Coronda entre 2014 y 2017–, la Fiscalía no abandona del todo esa línea. “No pudimos constatar que haya denuncias de la docente hacia Cano por abuso, pero no descartamos nada y seguimos investigando”, indicó el fiscal regional de Santa Fe Carlos Arietti.

Si te gustó esta nota, compartila