Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Piden no comprar Sancor

Los concejales Orlando Debiasi y Alberto Cortés, junto a trabajadores de la empresa, realizaron ayer la convocatoria. El boicot se suma al lanzado ya por la intendencia y los ediles de la ciudad de Victoria.

Los concejales Orlando Debasi, del bloque socialista, y Alberto Cortés, del Partido Socialista Auténtico (PSA), junto a trabajadores de la empresa Sancor convocaron ayer  a los comerciantes y a toda la población de la ciudad de Rosario a no vender y/o comprar productos esa firma hasta tanto se solucione el conflicto que la misma mantiene con sus trabajadores. De esta manera, se busca también manifestar el respaldo de los ediles y la sociedad en su conjunto a la lucha que los empleados realizan ante la situación generada por la empresa. Este boicot se suma al ya llamado por la intendencia y el Concejo de la vecina ciudad de Victoria, en vista de los perjuicios que causa el corte frente al puente que une a esta ciudad con Rosario.

La conferencia de prensa en la que se realizó el llamado tuvo lugar ayer por la mañana en el Salón de los Acuerdos. Este pedido de boicot a los productos de la empresa Sancor, realizado por Debiasi y Cortés, surge en solidaridad y apoyo a los trabajadores de la firma láctea en virtud de que el conflicto, que ya data de largo tiempo, “atenta contra la fuente de trabajo de casi 200 familias” y “a la calidad en las formas operativas de distribución de estos productos tan sensibles a las condiciones de conservación de la cadena de frío”, señalaron.

“Este proyecto no pudo discutirse en el Concejo porque está de receso, pero más allá de que se apruebe o no, lo importante será la repercusión que este llamado tenga en la sociedad”, manifestó el concejal por el PSA. “De seguro no tendremos ni un cero ni un cien por ciento de adherentes. Confiamos en la repercusión de nuestro pedido para que la gente se sume. Hay que tener en cuenta que ésta no es una protesta que implique corte de ruta; probablemente sea acatada por muchos”. Por otro lado, Debiasi anunció que una vez concluida la etapa de receso parlamentario se realizará una convocatoria con organizaciones que se ocupan de la defensa de los derechos del consumidor, a fin de desalentar la compra de productos de la empresa.

“Llamamos al boicot para que se tome más conocimiento del problema, para que haya más solidaridad hacia los trabajadores y más presión a la empresa. Sancor tiene una actitud intransigente, hasta ha llegado a violar un fallo judicial y a la propia Constitución Nacional”, explicó, por su lado, el concejal Orlando Debiasi. En efecto, el artículo 14 bis de la Constitución dice: “El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: (…) organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial”.

Por eso mismo, los ediles, mediante proyecto de declaración presentado en el Concejo, expresan su repudio a “toda forma de persecución ideológica y política de los trabajadores como así también cualquier método y accionar patronal o sindical que atente contra la libertad sindical reconocida en nuestra carta magna en el artículo 14 bis”. También señalan que “la empresa violó la conciliación obligatoria en julio y rompió el acuerdo el 18 de noviembre”, situación que actualmente afecta las fuentes de trabajo de 200 trabajadores y sus familias.

Por su parte, Alberto Cortés remarcó que éste “es un conflicto que va más allá de la empresa. Es la conducción nacional de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) que persigue a los dirigentes de la ciudad. Es un caso de persecución sindical, de despedidos a pedido del sindicato nacional”. Debiasi acompañó también a su compañero, señalando que este conflicto “es una clara persecución a Atilra Rosario y sus dirigentes”.

El delegado Mauro Tejerizo agradeció el compromiso asumido por ambos ediles y adelantó una profundización del conflicto ya que el 30 de diciembre pasado se prohibió el ingreso al trabajador de portería que trabajaba en el depósito de la empresa.

Siguiendo los pasos de Victoria

“Desde un principio, el Concejo Municipal se manifestó en solidaridad con este conflicto, que va en marcha y contramarcha. Cuando la empresa dio marcha atrás en las negociaciones, el conflicto se agudizó, llegando al corte en la entrada al puente Rosario-Victoria”, explicó el concejal Cortés. “Por eso mismo, la ciudad de Victoria fue la primera en proponer boicot a los productos de Sancor, y desde acá tuvimos la misma idea”, añadió.

En efecto, el 23 de diciembre de 2010, el intendente de la localidad entrerriana de Victoria, César Garcilazo, y el Concejo Municipal de esa ciudad, lanzaron un comunicado para declarar “de interés público el repudio ante los cortes” del tránsito vehicular que vienen realizando los trabajadores de la empresa Sancor en la cabecera del puente que une a esa localidad con Rosario; instando a la comunidad a no adquirir productos de la firma láctea.

Según reprodujo el portal de noticias www.diariovictoria.com.ar, el poder político de la ciudad entrerriana se unió para manifestarse en contra de los cortes que trabajadores despedidos de Sancor realizan desde hace varias semanas en la cabecera del puente Rosario-Victoria. Hace algunas semanas, el Ministerio de Trabajo de la provincia dictó la conciliación obligatoria y, de esa manera, los manifestantes levantaron el piquete a la espera de sentarse a una mesa de diálogo que solucione la situación de los once trabajadores despedidos. Pero la empresa nunca se presentó al diálogo.

En el documento elaborado por el Ejecutivo y el cuerpo legislativo de Victoria se indica que “ante los conocidos y reiterados cortes que atentan contra la libre circulación sobre el enlace vial Victoria-Rosario, no podemos dejar de mencionar y evaluar los daños y demás perjuicios que esta medida llevada adelante por los trabajadores contra la Cooperativa Láctea Sancor provoca a nuestra ciudad”. Por tal razón, formularon un petitorio con cinco puntos, entre los que resalta el número 2, en el que plantean “aconsejar a las entidades, comerciantes y población en general a no comercializar ni consumir productos lácteos elaborados por la firma Sancor hasta la resolución del conflicto”.

Por último, anuncian “solicitar al señor gobernador de la provincia de Entre Ríos que se comunique con los gobiernos de Santa Fe y Córdoba y con el gobierno nacional para que realice los esfuerzos necesarios a los fines de evitar el cierre total y permanentemente de la unión vial Victoria-Rosario”.

Comentarios