Política

Poder y trata de personas

Piden llevar a juicio al hijo de Raúl Martins por lavado de activos

La Fiscalía Criminal y Correccional Federal N° 10 pidió llevar a juicio a Mariano Martins por lavado de dinero que podría provenir de la explotación sexual de su padre, un ex agente de la Side señalado como aportante a las campañas electorales de Mauricio Macri


La fiscal Pamela Ochoa

La titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal N°10, Paloma Ochoa, solicitó elevar a juicio la causa que investiga a Mariano Martins por lavado de activos. Según la fiscal, el acusado era el encargado de lavar, mediante operaciones bancarias y financieras y la compra y venta simulada de propiedades bienes no declarados y de origen ilícito que podrían provenir de la explotación sexual por parte de su padre, Raúl Martins, un ex agente de la Side que según lo denunció su hija Lorena aportó a campañas electorales de Mauricio Macri.

Según publicó fiscales.gov, Ochoa pudo probar que Mariano Martins, “entre el año 2009 y 2011, por medio de diversas operaciones bancarias y financieras y la compra-venta simulada de propiedades puso en el mercado bienes no declarados, de origen ilícito, que podrían provenir de la explotación sexual de personas llevada a cabo por su padre Raúl Martins, a fin de darles apariencia de licitud”.

De esta manera, la fiscal requirió al juez federal Sebastián Casanello que Martins hijo sea juzgado por el delito de lavado de activos que prevé una pena de 3 a 10 años de prisión.

El imputado, que vive en Valencia, España, se le tomó declaración indagatoria via un exhorto donde intentó despegarse de su padre al desconocer que “se dedicaba a la trata de personas con fines de explotación laboral” y agregó: “Jamás tuve intención de dar apariencia de lícito a monto alguno que mi padre hubiera obtenido de manera ilícita. Las operaciones en las que participé se hicieron antes de que yo supiera a qué se dedicaba mi padre. Tengo la convicción que el dinero depositado no era de mi padre, sino de mi abuela, que siempre tuvo mucho dinero”.

Su padre, Raúl Martins, está acusado de actividades vinculadas con la trata de personas, en una investigación que lleva adelante la jueza federal N°1 María Romilda Servini de Cubría. Raúl fue incluso acusado por su hija, Lorena Martins, de proxeneta y traficante de mujeres.

Vínculos con Macri

En la causa que tramita Servini de Cubría, hay menciones a la pareja presidencial, Mauricio Macri y Juliana Awada. Una de las principales pruebas que tiene el expediente abierto contra el presidente, según publicó Tiempo Argentino, es la foto que lo muestra junto a su esposa Awada –también denunciada por la Fundación La Alameda por talleres con trabajo esclavo– en un cabaret de Cancún, en México, sentado junto a Gabriel Conde, procesado y prófugo de la Justicia argentina por regentear a fines de la década del 90 el prostíbulo Shampoo, donde explotaban mujeres traficadas de Brasil y República Dominicana. Gabriel es el hijo de Luis Conde, quien creó Shampoo y fue un reconocido dirigente del club Boca Juniors. Luis llegó a la vicepresidencia de Boca y fue aliado de Macri en su camino hasta la presidencia del club xeneize.

Para Gustavo Vera, ex legislador y titular de la fundación La Alameda, el gobierno nacional no tiene una lucha eficaz contra la trata porque tiene un “presidente prostibulario y cómplice de la trata sexual”. “No es una opinión o una definición política. Existen elementos en causas penales que lo prueban y donde La Alameda es querellante desde 2012”, agregó en referencia a la denuncia de Lorena Martins sobre su padre Raúl.

“Los antecedentes de Macri en el tema trata son pésimos. Él fue jefe de gobierno en una ciudad donde la trata sexual es moneda corriente, con sus 1.200 prostíbulos. Y su historia en la política comenzó de la misma manera. El lanzamiento de su campaña para presidente de Boca la realizó en Shampoo. Por si fuera poco, Omar Suárez, dueño de Cocodrilo, otro mítico prostíbulo de Capital Federal, reconoció que también aportó para la campaña”, remarcó Vera.

La denuncia de Lorena

En 2011, Lorena Martins denunció que su propio padre, Raúl Martins, un ex agente de la Side, lideraba una red de trata que hacía aportes a la campaña del hoy presidente Mauricio Macri a cambio de protección.

“A la gestión de Macri no le preocupa la trata de personas. Todo lo contrario: él tuvo vinculación con las redes, y hasta le financiaron su campaña como jefe de gobierno en la ciudad de Buenos Aires”, declaró Lorena a Tiempo Argentino desde su autoexilio en España.

La denuncia que realizó Martins está en el juzgado de María Romilda Servini de Cubría pero, según ella, “hasta ahora nadie se toma el trabajo de investigar seriamente esta red delictiva”. Martins cuenta que en 2012 el gobierno de la ciudad de Buenos Aires la apoyó en su deseo de crear una asociación que luchara contra la trata: “Si fuese una loca que dice mentiras, no me habrían avalado. Macri quiso poner paños fríos y quedar bien conmigo”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios