Ciudad, Policiales

fiscalía releva cámaras y línea móvil de la víctima

Piden justicia por el crimen de Pamela y cuestionan al Estado por vulnerabilidad del colectivo trans


Integrantes del colectivo trans de Rosario se manifestaron en la mañana de este viernes frente a la sede del Ministerio Público Fiscal, en Montevideo 2278. Fue tras el crimen de Pamela Tabares, una compañera de 36 años que quería dejar la prostitución y que, justo ese día, iba a insistir con un pedido de ayuda al Estado municipal para salir de su estado de vulnerabilidad extrema.

A partir de las 10, los reclamos se hicieron sentir con tranquilidad pero firmeza. Al Poder Judicial, para que no deje impune el asesinato de este martes. Y a los poderes Ejecutivos, para que apuntalen políticas públicas dirigidas a un sector de la sociedad marginado, sin acceso a empleo formal ni a los sistemas de salud y sometidos a violencias de todo tipo.

“Es un caso más de tantos que vienen pasando como consecuencia de la transfobia que se vive en la sociedad argentina y en la rosarina”, apuntó una de las trans frente a Fiscalía. Ella y sus compañeras reclamaron justicia por Pamela, y recordaron el estado de vulnerabilidad extrema en el que se encontraba (la habían echado de la pensión en la que vivía, y estaba en situación de calle). También, insistieron con una presencia activa del Estado, tanto provincial como municipal, a través de las áreas específicas que atienden a la diversidad sexual. “Pamela muchas veces no tenia ni dinero para comer. Las chicas trans siempre son excluidas de la sociedad”, recalcaron como tantas veces.

Las manifestantes no cortaron la calle. Visibilizaron su presencia con varios carteles escritos a mano sobre papeles. “Somos hijas de los héteros y huérfanas del Estado” y “Justicia por Pamela”, exponían dos de ellos.

“Éramos amigas y compañeras de Pamela. Nos hemos tenido que prostituir como ella. Era muy buena, tranquila, no entendemos qué sucedió, por qué la asesinaron de esta manera. No tenemos ningún dato, estamos todas con una incertidumbre total sobre la investigación. Que este caso no quede impune. Queremos saber por qué la mataron, quién fue”, señaló otra trans presente.

Hubo también críticas a las políticas públicas de todos los niveles del Estado. Las manifestantes juzgaron insuficientes algunas de ellas, como los cupos laborales en la administración pública para el colectivo de la diversidad sexual en la Municipalidad de Rosario. Hubo cinco lugares para los cuales se presentaron más de 60 postulantes, detallaron al respecto. Y agregaron que “Pamela hacía dos años quie pedía ayuda” pública por su estado de pobreza y vulnerabilidad por su condición de género.

 

Todas las hipótesis abiertas

Carla se reunió con el fiscal Rafael Coria, que investiga el asesinato, y expuso a sus compañeras el estado de las investigaciones. Dijo que indagan las llamadas entrantes y salientes de la línea de telefonía móvil que tenía Pamela. El aparato celular no aparece, pero sigue activo y por eso se dispuso un rastreo por GPS. También buscan imágenes de posibles cámaras de video cercanas al lugar del crimen. Y piden que quien tenga información que pueda ayudar a aclarar lo que pasó lo aporte sin temor. No hay hipótesis cerrada, ni elementos concluyentes con los datos recolectados. Desde Fiscalía explicaron que no pueden aún encuadrar el asesinato en violencia de genero, en un hecho de inseguridad general o en un conflicto personal.

 

Un diálogo áspero con Esteban Paulón

Esteban Paulón, subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual, llegó a Fiscalía cuando las representantes del colectivo trans manifestaban en la puerta. El funcionario fue para constituir al CAJ (Centro de Asistencia Judicial) como querellante en la causa que investiga el asesinato de Pamela Tabares. Allí recibió fuertes reclamos por parte de algunas de las manifestantes, con las que debatió las políticas del Estado provincial en la problemática de la diversidad.

“Sos un funcionario del Estado, Esteban”, increparon a Paulón, que le puso el cuerpo a la situación y explicó cómo actúa el gobierno santafesino y los déficit de políticas públicas que reconoció. “Estamos generando nuevas políticas, con programas de becas, de capacitación, soy un compañero del colectivo”, señaló el subsecretario.

“El asesinato me duele, como les duele a las compañeras, no me es indiferente. Por supuesto que faltan políticas públicas. La reunión con Fiscalía la gestionamos nosotros”, reseñó Paulón. Y en respuesta a las críticas de abandono estatal, añadió: “Pamela estaba transitando espacios estatales, estamos trabajando para todo el colectivo trans. Desde Vanesa Zabala –trans golpeada, ahorcada y empalada por tres hombres, una mujer y dos menores en 2013– hasta hoy, hay tres muertes del colectivo”, enumeró el funcionario luego de escuchar que había un asesinato por mes de un integrante del colectivo de diversidad sexual. Y enfatizó que cuando los familiares de las víctimas lo permiten, desde el Estado se constituyen como querellantes para apuntalar las investigaciones judiciales.

 

“Voy a tener 40 años y quiero empezar a vivir”

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios