Región

Piden justicia por Chipi: tenía problemas de salud, lo golpearon y murió semanas después

Nelson Aguirre tenía 38 años y criaba un hijo de 11. Sufría insuficiencia renal y se dializaba cuatro horas por día. Un vecino lo agredió en la cabeza y familiares aseguran que desde ahí se agravó su deteriorado estado de salud. Investiga Fiscalía.


Se llamaba Nelson Aguirre, le decían Chipi y tenía 38 años. Se las rebuscaba vendiendo tortas fritas y sufría problemas renales que lo obligaban a dializarse cuatro horas por día. Criaba a un hijo de 11 y era muy conocido en zona noroeste de San Lorenzo. El martes por la mañana, Chipi murió en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Familiares denunciaron que el sábado 24 de octubre un vecino de barrio El Pino lo golpeó en la cabeza. Argumentan que de ahí se agravó su deteriorado estado de salud hasta que se produjo su fallecimiento. Este sábado a las 17 realizarán una manifestación pacífica, pidiendo justicia frente a la casa del sindicado agresor, en Fray García al 3100.

En relación al hecho al que hace alusión la familia, desde Fiscalía de San Lorenzo solicitaron la realización de la autopsia para determinar la causa de la muerte de Chipi. Añadieron que el sindicado vecino agredió con golpe de puño a la víctima por el reclamo de una supuesta deuda. Ordenaron secuestrar la historia clínica del Eva Perón para comparar con los resultados de la necropsia y entonces determinar si las razones del fallecimiento tienen relación con las lesiones sufridas. La semana próxima estarían los resultados preliminares, dijeron desde el Ministerio Público de la Acusación.

Desde el entorno familiar de Chipi contaron que “estuvo dos semanas internado en coma y lo operaron dos veces en la cabeza. Resistió hasta el martes por la mañana, cuando murió. Vivía solo con su hijo, salían a vender tortas fritas y era muy conocido. Queremos justicia por el hijito que quedó solo y sufriendo. Queremos que el responsable pague por la muerte y vaya preso”.

Aquel sábado, Chipi llegaba al barrio de dializarse. “Ellos mantenían una relación de vecinos. Le dio una piña desde atrás y otros vecinos lo ayudaron a levantarse. Ahí el agresor se encerró en la casa. Hubo un montón de testigos que vieron lo sucedido”, afirmaron familiares del sanlorencino.

El domingo posterior a la agresión, Chipi ya no podía caminar. “La Policía le tomó declaración en la casa y llegó a contar lo ocurrido. Al vecino agresor lo demoraron durante unas horas”. A Nelson lo trasladaron al hospital Eva Perón. “Allí nos dijeron que se le había hecho un coágulo como consecuencia de una fractura de cráneo”, indicaron familiares que mañana pedirán justicia por Nelson Aguirre en barrio El Pino de San Lorenzo.

Comentarios