País

Reiteradas denuncias

Piden el cierre definitivo de zoológico de Luján por maltrato animal y hacinamiento

Tras la última inspección, el Ministerio de Ambiente resolvió que el zoológico no reanudará sus actividades al público tras el fin del aislamientos social, preventivo y obligatorio que rige por la pandemia de coronavirus, por no contar con habilitación nacional y provincial


La Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires reiteró este viernes el pedido de cierre definitivo del zoológico de Luján, al considerar que es “un modelo de negocio basado en un sistema de crueldad animal”.

“Más allá del hacinamiento y las situaciones específicas vinculadas al maltrato animal, entendemos que hay una cuestión estructural y genérica que tiene que ver con un modelo de negocio basado en un sistema de crueldad animal”, explicó hoy el director de Coordinación de Unidad Defensor en Defensoría del Pueblo bonaerense, Jerónimo Guerrero Iraola, en declaraciones efectuadas a radio Provincia.

El funcionario indicó que la última visita realizada al predio, en la que descubrieron una serie de irregularidades, se suma a otras dos previas donde se acompañó a un equipo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible luego de reiteradas denuncias recibidas por organizaciones defensoras de los derechos de los animales y los vecinos de Luján.

Entre las denuncias, publicadas en portales locales, aseguran que hay una elefanta enterrada en un corral y que quemaron leones para no tener que alimentarlos. Además, trascendieron imágenes de un cachorro de león congelado en un freezer.

“Ya en reiteradas oportunidades el defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, ha manifestado que la postura institucional de la Defensoría es bregar por el cierre definitivo de todos los zoológicos que no tienen razón de ser en esta era, no lo tuvieron nunca y muchos menos ahora”, subrayó Guerrero.

Tras la última inspección, el Ministerio de Ambiente resolvió que el zoológico no reanudará sus actividades al público tras el fin del aislamientos social, preventivo y obligatorio que rige por la pandemia de coronavirus, por no contar con habilitación nacional y provincial, además de otros incumplimientos detectados respecto de las normativas que regulan la actividad.

Desde la Defensoría remarcaron la necesidad del cierre definitivo y de una inmediata “reconversión” del predio, en línea con lo que, subrayaron, es la postura del organismo de “promover a defender los derechos de los animales”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios