Ciudad, Policiales

27 de Febrero y Necochea

Piden 9 años de prisión para los dos acusados por picada fatal en 2017

Son los conductores del Laguna y el Vectra que a más de 120 kilómetros por hora disputaron una carrera la madrugada del 29 de julio. Andrés Muñoz, tenía 35 años y cruzaba el bulevar con su Fiat Duna, cuando fue embestido por uno de los autos, salió despedido y lo chocó el otro: murió en el lugar


Imagen de archivo | Juan José García.

Los dos imputados en la causa por el homicidio culposo de Andrés Alejandro Muñóz, víctima involuntaria de un siniestro vial durante una picada de autos en el invierno de 2017, se encaminan a juicio. Este jueves concluyó la audiencia preliminar para sentar en el banquillo a Ariel Alejandro Lemos y Lisandro Brian Areses, para quienes el fiscal Walter Jurado pidió nueve años de prisión y una década de inhabilitación para conducir, señalaron fuentes judiciales.

De acuerdo con la acusación, a las 5.15 del 29 de julio de 2017, Lemos circulaba al mando del Renault Laguna por bulevar 27 de Febrero en sentido oeste-este. La velocidad superaba el límite establecido: según el peritaje era mayor a los 126 kilómetros por hora.

A la par, iba un Chevrolet Vectra “en desplazamiento continuo y sobrepasos mutuos”. Al llegar a Necochea, Lemos embistió en su lateral izquierdo a un Fiat Duna Weekend rojo conducido por Muñoz, quien circulaba por calle Necochea y cruzaba 27 de Febrero.

Corría una picada, chocó a otro auto y mató al conductor

Como consecuencia del choque, Muñoz, de 35 años, salió despedido e inmediatamente fue embestido y arrastrado por el auto que conducía Areses, y quedó tendido en la vereda sur de 27 de Febrero. Muñóz murió casi en el acto mientras que E.C., quien iba como acompañante de la víctima en el Duna resultó con lesiones graves.

Picada fatal: ADN complica al conductor del segundo auto

“Todo ello se dio en el marco de que con anterioridad al hecho al menos desde 27 de Febrero y Corrientes, Lemos participaba de una competencia de velocidad disputada con Areses en una arteria no habilitada para tal fin, por tanto, sin autorización legal para tal práctica y creando a su vez una situación de peligro concreto para la vida o integridad física de las personas –inclusive la de su acompañante– ya que el lugar del hecho corresponde a una zona urbana de alto tránsito y era de noche y circulaban a excesiva velocidad sobrepasando ampliamente el límite de velocidad establecido en la ley”, dijo el fiscal Jurado en su alegato.

El test de alcoholemia dio que Lemos tenía 0,82 gramo de alcohol por litro en sangre y el máximo permitido es 0,5. Para Areses la prueba de alcoholemia fue negativa.

Picada: el conductor imputado de homicidio culposo estaba alcoholizado

Este jueves, la jueza de Primera Instancia María Trinidad Chiabrera resolvió tener por ofrecidas las pruebas de las partes para rendir en el juicio; admitir la acusación formulada por la Fiscalía por los delitos de homicidio culposo triplemente agravado –por prueba ilegal de la velocidad y culpa temeraria en concurso ideal con lesiones graves–, en concurso real con prueba ilegal de velocidad, en carácter de autor para Lemos y en carácter de autor paralelo para Areses. Además, les prorrogaron la prisión preventiva efectiva hasta la realización del juicio.

Comentarios