Policiales

Caso Andrés Farías

Piden 18 años por acribillar a joven en Rouillón y Seguí

Fiscalía solicitó esta pena en la primera jornada de juicio oral contra dos jóvenes por el asesinato de Andrés Farías, ocurrido en 2015. Uno de ellos sigue en el debate mientras que el otro (a la vez implicado en el crimen de Rubén “Tubi” Segovia) espera la homologación de un abreviado a 15 años


Este martes comenzó el debate oral donde Pablo Caminos (der) tuvo que estar presente. Foto: Juan José García

Dos muchachos comenzaron a ser juzgados este martes por el crimen de Andrés Emilio Farías, en la zona oeste, aunque sólo uno de ellos fue acusado. El otro es un integrante de la banda de barrio Municipal, sobre el que además pesa el crimen de Rubén Ariel “Tubi” Segovia, quien firmó un procedimiento abreviado que aún no fue homologado, por lo que su defensora debió permanecer en la audiencia. El crimen en debate tuvo lugar en diciembre de 2015, cuando, luego de una discusión, la víctima y su hermano se retiraron de una fiesta, pero pronto fueron ubicados por dos hombres que llegaron en un auto y les dispararon en 11 oportunidades. Cinco de esos plomos hicieron blanco en el cuerpo de Andrés Farías. Su hermano trató de auxiliarlo y lo arrastró por un pasillo del Fonavi de barrio Moderno pero no logró salvarlo. La Fiscalía pidió 18 años de cárcel para el conductor del auto. Mientras que la defensa hizo pie en la debilidad de la evidencia y pidió la libertad o, en su defecto, una pena más baja. El juicio es presidido por la magistrada Hebe Marcogliese, quien integra el tribunal junto con los jueces Rodolfo Svala y Román Lanzón.

La madrugada del 26 de diciembre de 2015 Andrés Farías, de 26 años, y su hermano menor Carlos estaban en una fiesta en la casa de Hugo Spinetti, ubicada en el Fonavi de Rouillón y bulevar Seguí. En un momento, hubo una discusión con el dueño de casa, quien obligó a los hermanos a irse del lugar. Andrés y Carlos caminaron por los pasillos del Fonavi hacia Solís y Seguí, rumbo a su casa, que queda a la vuelta, por Rouillón. Entraron, pero al rato volvieron a salir; esta vez tomaron para el lado de Solís y Biedma, pero cuando llegaron a esa esquina apareció un Peugeot 206 conducido por Spinetti. En el asiento del acompañante iba Pablo Nicolás Caminos y le disparó en 11 oportunidades a Farías, dijo el fiscal Miguel Moreno.

El fiscal explicó, respecto de Pablo Caminos –el que tiene domicilio en barrio 7 de Septiembre y quien comparte apellido con el líder de la banda de barrio Municipal, Alexis, pero según fuentes policiales no tiene parentesco–, que llegaron a un acuerdo con su defensora Susana Zulkarneinuff. El convenio ya está presentado ante la Justicia. Abarca el crimen de Farías y un hecho de tenencia de armas, por el que acordaron la pena de 15 años, aunque aún resta su homologación. Este convenio no incluye el crimen de Rubén “Tubi” Segovia, ocurrido en la cárcel de Coronda en abril pasado en un pabellón dominado por la banda del Municipal. Esta causa tramita en la ciudad de Santa Fe, donde el acusado tiene otra defensora, explicó una fuente vinculada con el caso.

Esta situación generó una circunstancia excepcional en el inicio del juicio, ya que el fiscal no alegó contra Caminos, de 24 años, ni acusó con fundamento en este abreviado que se encuentra en trámite. En cambio pidió 18 años de cárcel para Spinetti, de 26 años.

Por su parte, el defensor Diego Rosúa pidió la absolución de Spinetti y por ende la libertad, al entender que no hay evidencia incriminatoria contra su defendido. Subsidiariamente cuestionó la pena solicitada y la calificante de portación de arma.

Ahora restará saber qué pasa con el procedimiento abreviado que está en marcha y la tramitación del juicio, lo que deja a los acusados en dos situaciones diferentes frente al juicio oral y público que comenzó este martes en el Centro de Justicia Penal.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios