El Hincha, Rugby

RUGBY

Picotto, el artillero del Litoral

El apertura de Gimnasia y Esgrima, quien marcó 192 puntos en 2017, dialogó con El Hincha sobre su gran temporada.


Desde su debut en el plantel superior de Gimnasia y Esgrima en 2003, Ramiro Picotto siempre fue protagonista de la tabla de goleadores, ubicándose entre los mejores artilleros del Torneo del Litoral. En la temporada 2017, el apertura Mensana estuvo con la mira muy calibrada, erigiéndose como máximo goleador del Regional con 192 puntos. El 10 de GER no tuvo rachas, fue muy regular y siempre apareció para darle tranquilidad a su equipo que finalizó en el tercer lugar del certamen que nuclea a equipos rosarinos, santafesinos y entrerrianos.

Como es habitual desde hace varias temporadas, este diario lleva adelante la noble tarea de la recopilación de los números del Litoral y con el torneo finalizado llega el momento del balance con el protagonista en el rubro “artilleros”. Y las celebraciones no son obstáculos para poder charlar de rugby entre Picotto y El Hincha.

Desde su etapa en juveniles, el apertura siempre tomó como algo natural la responsabilidad de patear a los palos y nunca fue una mochila. “Por suerte tengo la responsabilidad de ser el pateador del equipo, mis compañeros y entrenadores me dan confianza y es algo que me gusta mucho. Creo que fui mejorando año tras año con entrenamiento, dedicación y muchas correcciones. Con el correr de los años en primera uno suma experiencia en todos los aspectos del juego y en las patadas a los palos también por supuesto”, sentenció el 10.

Y además agregó: “Qué me den confianza, me alienten y me ayuden a entrenarlo en la semana me ayuda muchísimo. Es algo que siempre me gustó patear, desde chiquito, lo entreno y lo disfruto mucho. Sinceramente patear para definir un partido no sé si me gusta. Podés ser héroe o villano en un minuto, pero cuando sale bien se disfruta el doble”.

Tras esa respuesta es imposible no hablar de la tarde del 22 de julio en las Cuatro Hectáreas, cuenta la crónica de ese día que Ramiro Picotto en la última jugada del partido ante Jockey Club, no se achicó, pateó y la fortuna le jugó a su favor, la guinda pegó en el poste e ingresó, dándole el triunfo al Mensana. Al recordar ese momento, el apertura sonríe y dice: “Tengo algunas otras importantes que también recuerdo mucho, pero sí, sin dudas creo que la de Jockey este año es una gran anécdota y seguro va a ser un recuerdo imborrable”.

Buscando constantemente mejorar, para ser más útil al equipo, Picotto tiene muy en claro que tiene que seguir trabajando para estar a la altura de las circunstancias. “Siempre hay cosas para mejorar. Para eso hay que seguir entrenando, pulir detalles y las cosas que se hacen bien hacerlas mejor todavía para ser un pateador lo más efectivo posible y dar la mayor cantidad de puntos al equipo”, aseveró el back mensana.

El Hincha le pidió una calificación del 1 al 10 sobre los pateadores del Litoral y además justificar esa calificación no sólo de él sino también de sus colegas, que un fracción de segundos pueden ser héroes o villanos. “Pongo un 10. Porque este año se definieron muchos partidos en la última jugada por patadas a los palos, Jockey ganó la final y la semifinal con una conversión y un penal si nos ponemos a pensar, y así salió campeón. Nosotros ganamos dos partidos en el año definiendo de esa manera en el último minuto. El Litoral tiene muy buenos pateadores”, sentenció Picotto.

Desde la llegada del profesionalismo al rugby, cada año todos los aspectos se van mejorando, y para trabajar los detalles, cada ítem tiene su entrenador, y los pateadores no son la excepción. Al ver a los mejores en el rubro se pueden sacar pequeños detalles para adaptar pero llevan su tiempo de trabajo. “Me gusta mucho mirar a los pateadores, trato de aprender y sacar conclusiones de ellos, de las técnicas, movimiento de piernas, cuerpo, pie de  apoyo, etc. En su momento me gustaba mucho Jonny Wilkinson. Actualmente Nicolás Sánchez es muy natural parece que patea en el patio de su casa y eso me encanta”, dijo el apertura de GER.

Desde el inicio del Torneo del Litoral, El Hincha semanalmente publica las estadísticas, con lo cual con el correr de las fechas, los protagonistas directa o indirectamente toman conocimiento de sus números. Algunos confiesan que las siguen, otros no pero siempre hay un amigo que sí. “(Risas) la verdad que un poquito de reojo se mira no voy a mentir. Pero más importante es la tabla general de los equipos donde todos quieren estar primeros que es el objetivo principal”, expresó Picotto.

La evolución del 10

Buceando en los archivos, El Hincha recorrió en números las cinco temporadas de Ramiro Picotto vistiendo la camiseta de Gimnasia y Esgrima en el Torneo del Litoral, en las que totalizó 802 puntos.

En  su año debut, en 2013, Picotto marcó 164 puntos (31 penales, 1 drop y 34 conversiones), un muy buen número para un jugador en su primer año en plantel superior, llegando GER al tercer puesto del Regional.

En 2014, el apertura mensana anotó 164 puntos (22 penales, 1 drop, 54 conversiones y 1 try). El equipo no tuvo un buen Litoral, pagó muy caro su primera participación en el Nacional de Clubes.

La temporada 2015 no fue la mejor para Picotto: tan sólo marcó 65 puntos (8 penales, 13 conversiones y 3 tries). Diferentes lesiones lo marginaron del primer equipo mensana, atentando contra sus muy buenas producciones en las dos temporadas anteriores.

Paradójicamente en 2016 el número diez de Gimnasia marcó 199 puntos (31 penales, 43 conversiones y 4 tries); en dicha temporada sumó más puntos que la actual pero no pudo ser el goleador del Litoral, ya que Facundo Beltramino (Crai) finalizó con 233 puntos.

Aunque el objetivo de Picotto era ser campeón con su equipo del Litoral, el apertura tuvo un gran año en este 2017, marcando 192 puntos (24 penales, 1 drop, 56 conversiones y 1 try), logrando ser el goleador del Litoral por primera vez.

Picotto en  sus cinco temporadas en primera división en el Litoral totaliza 802 puntos, teniendo un promedio de 160,4 puntos por año.