El Hincha

Futuro ovalado

Pichot: “Estamos en un momento importante de la historia de nuestro deporte”

Luego de la reunión en Dublín, World Rugby dio conocer que se discutió y cuales son las nuevas modificaciones al proyecto de la Liga de las Naciones. Se mantienen los ascensos y descensos y se conoció quién será el socio estratégico para poder contar con una inversión económica acorde al torneo


Bill Beaumont y Agustín Pichot, al frente del cambio. Se viene la Liga de las Naciones.

World Rugby delineó su visión para el futuro del rugby internacional, incluyendo el concepto propuesto del Nations Championship y el modelo de negocio que lo acompaña, durante una reunión hoy jueves con las principales partes interesadas del rugby internacional en Dublín.

Luego del encuentro Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, expresó: “Estamos en un momento importante de la historia de nuestro deporte. Tenemos la oportunidad de cambiar el escenario del rugby a largo plazo para la mejora de las uniones. Debemos trabajar para asegurar el mejor futuro posible para nuestro deporte. Un deporte en el todos estén incluidos y donde todos contribuyan y se beneficien de un verdadero deporte global”.

“Quiero agradecer a mis colegas de las uniones, competencias y los jugadores por su colaboración sincera, constructiva y positiva”, dijo Sir Bill Beaumont, presidente de World Rugby. Además, agregó: “Hubo un sólido reconocimiento a la propuesta del World Rugby’s Nations Championship, fundamentada en un verdadero pathway (camino) para todos, desarrollado con enorme cuidado, extensa evaluación y con el rugby global como foco de nuestro pensamiento”.

“Estamos animados con que las revisiones al formato y el robusto modelo financiero han sido bien recibidos. Todos, no solo los equipos establecidos, se beneficiarán, acelerando el desarrollo y competitividad del rugby en todo el mundo”, dijo Beaumont.

El ex capitán de Inglaterra y los Lions añadió: “No obstante, como es de esperar en un proyecto ambicioso, complejo y con muchos interesados, no todos están en todo de acuerdo en la forma de avanzar, incluyendo el tema de ascensos y descensos. Estamos ante un momento clave para el rugby y seguiremos trabajando y consultando; solo teniendo los mejores intereses del rugby global en nuestro corazón podremos lograr algo de verdadero impacto para el futuro éxito y sustentabilidad del rugby”.

 

La palabra oficial sobre la Liga de las Naciones

World Rugby encara este proyecto en línea con el mandato recibido de sus uniones de asegurar una competencia sólida y sustentable, una plataforma financiera para las uniones y una verdadera oportunidad para que las naciones emergentes se desarrollen y compitan al más alto nivel.

En la reunión con representantes de las uniones, competencias, propietarios y jugadores, World Rugby delineó los detalles de un modelo de competencia que ofrece un verdadero camino para todas las uniones a través de un formato de tres divisiones con un sistema de ascenso y descenso.

El formato propuesto será sostenido por una relación comercial record con la empresa líder de marketing deportivo global Infront, garantizando casi 5 billones de libras esterlinas para invertir en el rugby durante un período inicial de doce años (de los cuales más de 1,5 billones de libras están garantizados como ingreso incremental para el rugby mundial).

El modelo de negocio propuesto cubre los derechos de media y marketing pero no incluye la venta de acciones en la competencia, por lo que el control de la misma y el modelo de redistribución de los ingresos quedará en las uniones, las actuales principales competencias y World Rugby.

Tras la devolución de los principales interesados, incluyendo los jugadores y las competencias de clubes, World Rugby también delineó las revisiones a la propuesta original presentada a las uniones en septiembre de 2018:

World Rugby reducirá el calendario al quitar la etapa de semifinal, siendo una consideración central el bienestar y la seguridad del jugador.

Los jugadores jugarán 11 partidos por el Nations Championship matches (y un máximo de 12 si su equipo llega a la final), en comparación al promedio de entre doce y catorce tests en la actualidad.

El compromiso de trabajar con International Rugby Players y las principales competencias domésticas de clubes para optimizar el modelo.

El compromiso de invertir en un Women’s Nations Championship para acelerar la competitividad global del rugby.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios