Espectáculos

Pettinato vuelve con Pachuco Cadáver

La banda de improvisación y cover que forma el saxofonista con Guillermo Piccolini, vuelve a los escenarios después de 20 años. El viernes en Sala Lavardén contarán con los aportes de Gillespi y Sr Flavio para recrear temas de la banda formada en 1989.


Esta noche a partir de las 21.30, en sala Lavardén (Sarmiento y Mendoza), se presentará, en lo que promete ser un show histórico, Pachuco Cadáver, en una suerte de vuelta a los escenarios luego de más de 20 años. Formada ahora por el conductor y músico Roberto Pettinato, Guillermo Piccolini, Gillespi y Sr. Flavio (Flavio Cianciarulo), la banda llevará a cabo una serie de conciertos por el interior del país.
En febrero de 2012, Pettinato y Piccolini decidieron rearmar Pachuco Cadáver (a 20 años de la grabación de su segundo y último álbum) y contar para ello, como invitados, con Gillespi en trompeta, y Sr. Flavio en bajo, que se sumaron de inmediato a la propuesta.
Pachuco Cadáver se formó en 1989 en Madrid tras la separación de dos célebres bandas, Sumo y Los Toreros Muertos. El sonido que ensayaron tenía mucho que ver con un rock psicodélico con influencias tan variadas como las del ex Pink Floyd, Syd Barrett, John Cale, Soft Machine y por supuesto Captain Beefheart, el músico que supo acompañar a Frank Zappa y cuyo tema homónimo sirvió para bautizar al grupo. En vivo utilizaban una batería electrónica y se sumaba el saxo de Willy Crook, por aquel tiempo también radicado en España.
El primer álbum de la banda fue editado en 1990 por el sello independiente Triquinoise y se llamó Tres huevos bajo tierra, con la famosa tapa de los dos integrantes –Pettinato y Piccolini– desnudos, sosteniendo un paraguas. Ambos músicos convergieron en un Pachuco Cadáver que permitía improvisación, locura, referencias disparatadas. Ese material incluía dos covers: “I’m the Fly”, de Wire, y “Sunshine of your Love”, de Cream. Al año siguiente, cuando Pettinato regresó a la Argentina, la banda siguió adelante y realizó algunos conciertos, pero se reactivó con más fuerza en 1992, cuando Piccolini y Pettinato volvieron a juntarse para dar forma al disco Life in La Pampa.
Respecto a si se frecuentaban o se reencontraron y se dieron manija para rearmar la banda, Pettinato señaló con locuacidad: “La magia trabaja duro en los encuentros. ¿Nunca te pasó que algo del pasado vuelve hacia la mitad de la vida? ¿Eso que uno tenía olvidado de chico y decía «yo era así y tengo que hacer esto algún día», y resulta que eso vuelve pero 30 años después? Bueno, también pasa que, de pronto, te encontrás tocando guitarra porque cuando tenías dieciocho años siempre quisiste tocarla y finalmente la vida te llevó al saxofón y a la tele (risas). ¿Y ahora qué? Terminás siendo el guitarrista rítmico de la banda. Lo mismo pasó con Pachuco. ¿Sabía que volveríamos? No. ¿Sabía que nos olvidaríamos de todo? Tampoco.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios