Edición Impresa, Mundo

Presidenciales

Perú: mañana será el balotaje y los sondeos prevén final reñido

En las últimas horas, la leve ventaja que tenía Keiko Fujimori descendió y se achicó la diferencia con Pablo Kuczynski.


Perú vivirá mañana una jornada histórica que definirá su nuevo presidente en un balotaje entre dos candidatos derechistas: Keiko Fujimori –hija del ex presidente Alberto Fujimori, condenado a prisión–, candidata de Fuerza Popular (FP), y el economista Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio (PPK). Los últimos sondeos difundidos ayer daban un final peleado voto a voto tras una mejora de Kuczynski en los últimos días.

Según tres simulacros de votación conocidos ayer, sobre el final de una campaña recalentada por el debate sobre las políticas de seguridad ciudadana y acusaciones cruzadas de vínculos con el narcotráfico, la ventaja que tenía Fujimori disminuyó.

En relación con los simulacros publicados el fin de semana pasado, Fujimori bajó su diferencia de 52,9 contra 47,1 por ciento a 52,1 contra 47,9, según la firma Datum, y de 54,2 contra 45,8 a 51,6 contra 48,4, de acuerdo con la empresa CPI.

Además, en los simulacros de la firma GFK redujo su ventaja de 52,2 contra 47,8 a 50,3 contra 49,7 por ciento, lo que en este caso colocó a los dos candidatos en situación de empate técnico, pues la distancia entre los votos eventuales de ambos es menor al margen de error del trabajo, de 2,3 por ciento.

Los sondeos de esta semana fueron difundidos por la agencia Télam y otros medios extranjeros, dado que la legislación prohíbe divulgar resultados de encuestas en la última semana previa a cada elección.

El acortamiento de la brecha en la intención de voto es consecuencia de dos factores que se multiplicaron en los últimos días: el apoyo de dirigentes y organizaciones políticas y sociales a Kuczynski, y denuncias de supuestos nexos con el narcotráfico que salpicaron mucho más a la ex legisladora que al ex ministro.

Keiko quiere lavar su apellido

Los peruanos decidirán si le dan una nueva oportunidad al clan de inmigrantes japoneses 16 años después del fin abrupto del gobierno de Alberto Fujimori, actualmente en la cárcel. “Estoy preparada”, ha dicho su hija Keiko, la candidata que podría convertirse en la primera mujer en llegar a la presidencia de Perú, en su segundo intento.

Una victoria de Keiko limpiaría el nombre de la familia, asociado por la mitad de los peruanos con la corrupción y la represión que vivió el país durante el gobierno de su padre entre 1990 y 2000.

Liberal suma amplio apoyo

Del otro lado, Kuczynski, ex ministro de Energía de Fernando Belaúnde Terry, y más recientemente ministro de Economía de Alejandro Toledo, además de exitoso hombre de negocios, ha recibido el apoyo de casi todos los principales candidatos que quedaron desbancados en la primera vuelta.

Entre los respaldos, se incluye a la popular líder de izquierda Verónika Mendoza.

Unos 23 millones de ciudadanos están convocados a las urnas para reemplazar a partir del próximo 28 de julio a Ollanta Humala.

En Perú el sufragio es obligatorio y la clave de la victoria estará en el comportamiento de un 5 por ciento de los electores  que muestra un voto cambiante, según los últimos sondeos.

La China y el Gringo

La China y el Gringo cerraron la larga campaña electoral en sendos mítines el jueves pasado por la noche.

Fujimori puso el broche de oro de una campaña que la ha llevado a recorrer cada rincón de Perú en Villa El Salvador, un emblemático barrio obrero del cinturón industrial de Lima ante miles de seguidores, mientras que Kuczynski eligió Arequipa, la segunda ciudad en importancia del país, unos mil kilómetros al sur de la capital.

Comentarios