Edición Impresa, Política

Ajuste

Personal del Inta denuncia graves recortes presupuestarios

El proyecto de Presupuesto 2017 enviado al Congreso por el gobierno prevé quitarle al instituto 1.140 millones de pesos; el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria está próximo a cumplir 60 años dedicados a la investigación y el desarrollo.


Con presencia en más de 400 puntos del país y llegada directa a más de 3 millones de personas, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta)  resuelve problemáticas de las regiones, potencia el desarrollo agroindustrial y marca el futuro en investigación. Sin embargo, el gobierno mandó al Congreso el proyecto de Presupuesto 2017 en el cual se recortan 1.140 millones de pesos al instituto, lo que es resistido por técnicos, científicos y empleados administrativos del organismo que preside Amadeo Nicora, primo del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

A menos de 60 días de cumplir 60 años, el Inta trabaja en líneas tecnológicas que brindan soluciones concretas a problemáticas regionales, marcan el futuro en investigación y mejoran la calidad de vida de la sociedad.

Pionero en articulación público-privada, el instituto posiciona a la Argentina en el desarrollo de innovaciones que son reconocidas por los argentinos, motorizan el sistema agroindustrial y trascienden el agro, según publicó Inta Informa.

En la ley de Presupuesto 2017 que será discutida en el Congreso, se planea un recorte que afectará al Inta en diversas áreas.

Un trabajo al que tuvo acceso NA indica que la preocupación del Inta radica en que los decisores encargados de fundamentar el proyecto de ley del Presupuesto Nacional 2017 no contemplan las expresiones públicas del presidente Mauricio Macri a favor de potenciar y sostener, valorar y reconocer el prestigio del Inta como organismo de ciencia y técnica.

Además, desconocen el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación (e incluso de la primera dama, Juliana Awada) al rol del Inta en la ejecución del programa Prohuerta, fundado en la presencia territorial del organismo.

El proyecto ingresado a la Cámara de Diputados prevé para el Inta un presupuesto de  5.112 millones para los incisos 1 a 5; esto representa una reducción sobre lo requerido de 1.140 millones de pesos destinados a fines operativos que afectan el funcionamiento y el cumplimiento de los compromisos institucionales.

A su vez, esta reducción implica: 218 millones de pesos menos para salarios de profesionales y científicos; pérdida de la autarquía para designación de Recursos Humanos de Ciencia y Tecnología.

A su vez, el proyecto publicado prevé una asignación de recursos que no cubre el funcionamiento y continuidad de las líneas de trabajo del Inta, pone en riesgo los puestos de más de 600 investigadores y discontinúa la formación de becarios en la institución, entre otras consecuencias.

Esto limita la capacidad de promover acciones para fomentar la innovación tecnológica de insumos y procesos para los sectores agroindustrial, agroalimentario y forestal, a través de la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico.

La amenaza concreta en puestos de trabajo es sobre 300 contratos y 330 planta no permanente a partir del 1º de enero 2017.

En tanto, son 340 becarios en formación que no podrán ser incorporados para mantener actualizada la planta profesional y cubrir nuevas áreas de trabajo o para reemplazo de vacantes generadas por jubilaciones de agentes de vasta experiencia.

Respecto del impacto sobre las líneas de trabajo, se contabiliza que los desarrollos surgidos de la investigación implican beneficios para emprendedores familiares y pymes, cuya articulación público-privada con el Inta permite validar las tecnologías que genera el instituto, debido a que ejercen un control social sobre la aplicación del presupuesto de la institución.

Con este espíritu, investigadores y extensionistas del instituto aportaron desarrollo tecnológico, promueven su adopción a escala territorial y permitieron alcanzar algunos logros como el posicionamiento de la Argentina como referente mundial en mejoramiento genético de cultivos y desarrollo de tecnologías vinculadas con siembra directa; la innovación de calidad para el campo; mejoramiento genético de cultivos para adaptarlos a condiciones climáticas extremas; control de plagas y enfermedades y aplicación de biotecnología animal, entre otras.

Denuncian vaciamiento

Organizaciones del Consejo de la Agricultura Familiar Campesino Indígena (Cafci) se declararon ayer en estado de alerta y movilización y realizarán el miércoles una jornada de protesta contra “el vaciamiento de las políticas” para el sector por parte del gobierno de Mauricio Macri.

Los pequeños productores convocaron a otras organizaciones y actores relacionados con el sector a manifestarse el próximo miércoles, en medio de la crisis que atraviesa el gabinete del Ministerio de Agroindustria, donde renunciaron recientemente el secretario de Agricultura Familiar y otros 11 funcionarios.

“Frente a la reducción de presupuesto para la Agricultura Familiar, la inestabilidad de la Secretaría de Agricultura Familiar, nos autoconvocamos a partir de las 9 frente a Agroindustria”, dijeron los productores.

Comentarios