Edición Impresa, El Hincha

Alta complejidad

Perros: la receta es la energía

Mariela Bovati es veterinaria y trabaja con patologías locomotoras y rehabilitación de mascotas. Y lo hace empleando medicina china, terapia neural alemana y hasta Flores de Bach. Técnicas creadas por un mamífero les sirven a otros.


La milenaria medicina tradicional china con acupuntura, que emplea la inserción de agujas en puntos clave del cuerpo, no sólo es exclusiva en los humanos, también se realiza en animales para tratar patologías de riñón, artritis y alergias, entre otras. Mariela Bovati, médica veterinaria, se dedica a tratar patologías del aparato locomotor y rehabilitaciones neurológicas de mascotas. Lo hace con acupuntura china, terapia neural alemana, homeopatía y terapias florales: lo que se utiliza en mamíferos que caminan en dos patas, ella lo aplica en los que andan en cuatro.

“Dentro de la acupuntura me especializo en patologías del aparato locomotor, no hago acupuntura en general. No trabajamos con la materia sino con la energía. Tanto nosotros como los animales estamos formados por materia y energía. El objetivo es llegar a que tengan un buen estado de salud”, explicó a El Ciudadano.

—¿Qué es la acupuntura?

—Consiste en la punción de agujas de ciertas zonas del cuerpo. Las agujas –que son descartables– varían su tamaño y grosor según la especie y el tamaño del animal. Lo interesante de la técnica es su seguridad e inocuidad, siempre que esté realizada por profesionales del arte de curar y especialistas en este tipo de medicina. No trabajamos con la materia sino con la energía. Tanto nosotros como los animales estamos formados por materia y energía. El objetivo es que tengan un estado de salud, el equilibrio entre el yin y el yang, apunto a eso.

—¿Qué tipo de patologías atiende?

—Patologías del aparato locomotor, como columna, caderas, rodillas, parálisis, secuelas de moquillo nervioso, recuperaciones neurológicas, post quirúrgicos y traumatológicos. La mayoría de los animales que vienen a mi consultorio son perros adultos que padecen artrosis y parálisis, entre otras. Los más jóvenes que atiendo son por accidentes, pero la mayoría de mis pacientes no caminan o lo hacen con mucha dificultad.

—¿Hay diferentes estrategias?

—Sí. Por ejemplo, ante un pinzamiento o una hernia de disco, hay un proceso determinado que está bloqueando el libre fluir de la energía y lo que hago es desbloquear ese lugar y permitir que vuelva a fluir libremente esa energía.

—¿Cómo trabaja con los animales?

—Depende de la lesión que tengan y hasta dónde lo permita el tejido preexistente. Por ejemplo, en un perro que lo atropelló un auto y se fracturó la columna pudimos hacer, a través de la acupuntura, que el organismo creara otros lazos energéticos y volviera a caminar. Trabajo con la energía que corre por canales o meridianos, que son como si fueran vasos sanguíneos, pero virtuales. Al pinchar ciertos lugares, que ya están predeterminados, se desbloquea ése lugar para que la energía pase a otro lugar, desde el punto de vista chino. No es lo mismo colocarlas en el lugar indicado que en otro. Ese lugar está descripto como un acupunto, tiene mayor cantidad de vasos sanguíneos, de terminaciones nerviosas, otra permeabilidad eléctrica. Al pinchar ese lugar, el cuerpo del animal lo toma como que está haciendo una herida, manda una señal al sistema nervioso central como advirtiendo de que lo están lastimando. Entonces, el cerebro manda neuromoduladores e intermediarios para ver qué pasa allí. Es como que el cuerpo se da cuenta de que en cierto lugar tiene una patología y tiene que defenderse. Al clavar las agujas hay liberación de endorfinas, serotonina, todos neuromoduladores para el dolor, la inflamación. Se estimula a que el cuerpo se defienda solo.

—¿Son largos los tratamientos?

—Por ejemplo, si el perro es viejo y le cuesta pararse, tal vez sean tres sesiones con frecuencia de una vez por semana. Después cada 15 días, luego cada dos meses o tal vez no lo deje de ver nunca. Es según cada caso.

—¿Trabaja con homeopatía?

—Sí, la homeopatía veterinaria es un sistema terapéutico que trata las causas de la enfermedad y promueve la salud y el vigor de los animales, fortaleciendo los mecanismos de defensa y los procesos de recuperación. Tiene efectividad y se potencian los resultados si se trabaja con la homeopatía –del mundo animal, vegetal o mineral– y lo que da la energía de la sustancia. Dentro de la homeopatía trabajo con problemas de columna. La base es la acupuntura. Si el animal no para de llorar del dolor, le hago acupuntura y si creo necesario, le hago terapia neural, que es similar a la homeopática.

—¿Qué es la terapia neural?

—Es útil en animales con problemas persistentes y rebeldes a los tratamientos convencionales. El objetivo es eliminar interferencias para permitir el flujo normal de información y energía necesaria, para que el organismo funcione normalmente. Se inyecta procaína –un fármaco que bloquea la conducción nerviosa, previniendo el inicio y la propagación del impulso nervioso– que uso en los puntos de acupuntura. Es medicina del dolor, hace un cambio químico y en la electricidad de las membranas hace que empiece a responder distinto ante la inflamación y el dolor. Le hago acupuntura e indico homeopatía para que siga el tratamiento. También trabajo con Flores de Bach, pero es algo complementario, y trabajan en la parte más sutil, es decir, más psíquica, como por ejemplo en la época de las fiestas y los miedos.

—¿Qué beneficios tiene el tratamiento?

—La mayoría de animales que atiendo son perros viejitos. Este tratamiento ayuda a que en sus últimos años tengan calidad de vida. Hay casos que son irreversibles. Por ejemplo, hay perros que tienen discapacidades para caminar y no sabemos hasta dónde se va a recuperar porque no se sabe hasta dónde está la lesión. Eso se ve luego de las tres o cuatro sesiones. En un mes de tratamiento ya se sabe si vale la pena seguir o no. En cuanto a lo que es el dolor, en dos sesiones, el animal tiene asegurado que el 70 por ciento del dolor se va.

—¿El animal se da cuenta de lo que le están haciendo, le duele?

—No le duele. Es terreno virgen, no sabe lo que le estoy haciendo ni para qué. No se sugestiona. Todo lo que demuestre el animal es real. Cada sesión de acupuntura dura alrededor de 30 minutos.

—¿Los dueños tienen que colaborar?

—Sí,  porque si no no puedo trabajar. Siempre es importante que la familia ayude. Necesito que le brinden dedicación, que le hagan hacer los ejercicios, que le den la medicación.

—¿Cuáles son las razas que padecen más patologías?

—El Beagle y el doberman padecen de las cervicales, el ovejero alemán tiene displasia, los labradores y los golden no sólo tienen problemas de cadera sino también artrosis. Los salchichas tienen problemas de columna porque son chiquitos y largos. Hay muchas razas que son muy grandes como los cane corso y el fila brasilero, que tienen un crecimiento desmedido y tienen problemas de artrosis, los mestizos también. Los bulldog francés también tienen problemas de columna por el manejo genético que le hicieron, los hacen cada vez más chiquitos. Una paciente de esta raza tiene una vértebra y media más; una lumbar y media torácica. Son los engendros que hace el humano, es espeluznante.

Otras técnicas

Moxibustión: consiste en la aplicación de calor en los puntos de acupuntura, provocada por la combustión de distintos materiales. La más usada es la hierba Artemisa chinesis. Los efectos de la estimulación con calor de los puntos son totalmente distintos a los obtenidos con la acupuntura. Tiene un eficaz tratamiento para casos de astenia, agotamiento, anemia y estados anérgicos por su efecto comprobado en el aumento de la actividad fagocítica del sistema retículoendotelial (sistema funcional del cuerpo que participa principalmente en la defensa frente a las infecciones y en la eliminación de los productos de degradación celular), aumento de la proliferación y actividad de linfocitos, especialmente células T citotóxicas.

Masoterapia: o técnica de masajes. En medicina china es importante por su posibilidad de realizar el masaje combinándolo con la estimulación para potenciar sus efectos. Tiene especial importancia para el tratamiento de contracturas, paresias y parálisis, rehabilitación, complemento de tratamientos quirúrgicos, amputación de miembros, entre otros.

Fitoterapia: es el uso de medicamentos de distintos orígenes, predominando los de origen vegetal. La prescripción de la fitoterapia asociada al uso de acupuntura en tratamientos de patologías del aparato locomotor, potencia los efectos de la misma, permitiendo espaciar las aplicaciones y acelerando la remisión de los síntomas, también es importante para la prevención de recidivas.

La medicina china es efectiva en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades orgánicas, pero su uso en occidente es muy restringido. La mayor frecuencia de derivaciones es para el tratamiento de parálisis y paresias, luego le siguen en orden de frecuencia las patologías articulares (en procesos degenerativos e inflamatorios, el ejemplo más frecuente es la displasia de cadera).

Tratamientos combinados: (medicina tradicional + medicina china): la medicina china puede usarse como única terapia, pero también puede asociarse con éxito al tratamiento convencional. Con esto podemos conseguir la potenciación del mismo, que se logra por la sinergia entre ambas. El paciente decide qué alternativa médica tomar.

Comentarios