Coronavirus, Región

Nueva fase

Perotti: desde el lunes, habilitan actividad comercial, productiva y de profesionales en Rosario

El gobernador remarcó que se debe extremar el cumplimiento de los protocolos sanitarios. El intendente Pablo Javkin comprometió el esfuerzo del Municipio por hacer cumplir las medidas sanitarias en la ciudad. Los mismos permisos rigen para la capital provincial


Un día después de que el presidente Alberto Fernández anunciara el comienzo de una nueva etapa de la cuarentena, bautizada de “reapertura progresiva”, el gobernador santafesino Omar Perotti  encabezó este sábado una videoconferencia para adelantar, en sintonía, la habilitación de nuevas actividades en la provincia pero, particularmente, en los aglomerados del Gran Rosario y el Gran Santa Fe. Será desde el lunes, y comprenderá a los comercios mayoristas y minoristas, industrias y actividades profesionales. Con una aclaración reiterada: siempre que presenten y cumplan con protocolos sanitarios para minimizar posibilidad de contagios por coronavirus. También, con segmentaciones horarias para no superponer circulación de personas.

El anuncio contó con la presencia de los intendentes de Rosario, Pablo Javkin, en modo remoto, y de la ciudad capital, Emilio Jatón, a la derecha del gobernador en la Casa Gris.

La justificación sanitaria de la apertura correspondió a la directora de Epidemiología de la provincia, Carolina Cudós. La funcionaria recordó que durante las dos últimas semanas sólo se confirmaron dos nuevos contagios de covid-19 en la jurisdicción. Recalcó que ninguno de ellos está clasificado como consecuencia de la circulación comunitaria del virus: uno tiene antecedentes de viaje al exterior y el otro de contacto estrecho con infectados.

La secretaria destacó que, desde el inicio de la pandemia y el ingreso del virus a la Argentina, la provincia registra apenas 244 contagios. Y en referencia a una de las variables para flexibilizar la cuarentena, el tiempo de duplicación de los casos en al menos 25 días, recalcó que a la luz de los datos de los últimos 15 días esa variable daría infinita si se pretendiera cuantificarla. Cerró mencionando un descenso “muy marcado” de la curva de infecciones en el territorio.

Perotti esperó el informe para remarcar que, desde este lunes, el gobierno que encabeza se permitirá la reapertura de nuevas actividades en el Gran Rosario y el Gran Santa Fe, los conglomerados de más de 500 mil habitantes que estaban hasta ahora fuera de la flexibilización de las restricciones.

El mandatario destacó que a los permisos de mudanzas, actividad inmobiliaria y obras de construcción menores ya habilitados, desde el lunes se suman comercios mayoristas y minoristas y plantas productivas, a lo que se agregan actividades profesionales. El énfasis lo puso en el cumplimiento, por parte de los empresarios, profesionales y trabajadores involucrados, de las estrictas normas de seguridad sanitaria para prevenir contagios.

Otro condicionamiento, ya adelantado en Rosario, es el horario. Las actividades productivas y comerciales deberán cumplirse por la tarde, en contrafase con las bancarias que están circunscriptas a la mañana.

Perotti hizo números: hasta ahora, dijo, en la provincia hay 15 mil actividades rehabilitadas que generan el movimiento de unas 250 mil personas. La nueva fase ampliará significativamente esos números y por ello el cuidado debe ser extremo.

El gobernador, a tono con el discurso de Alberto Fernández de la víspera, hizo hincapié en el compromiso de intendentes y presidentes comunales que permitieron arribar a los actuales buenos guarismos epidemiológicos. Añadió en su reconocimiento a los comités departamentales, que encabezan los respectivos senadores provinciales e integran fuerzas productivas y gremiales locales.

Perotti dijo lo suyo y dio pie a los intendentes de las ciudades más pobladas para que ratifiquen las medidas en sus jurisdicciones. Pablo javkin fue el primero, desde la pantalla de videoconferencia. El jefe del Palacio de los Leones se expresó “contento” por los resultados sanitarios alcanzados pero, lo mismo, insistió en la prudencia frente a la tentación de dar por superada la crisis. Y recalcó la decisión de incorporar rubros a la actividad con la debida diferencia de horarios. Aseguró, por último, que el Municipio está en condiciones de aplicar la reapertura en Rosario y cumplió en saludar la coordinación de políticas entre todos los escalones del Estado.

El santafesino Jaton, en modo presencial, ratificó lo dicho por su par y el gobernador. De nuevo, como un día antes deel presidente, insistió en que ahora se está ante el principal desafío de la pandemia: la responsabilidad de cada ciudadano para no tener que dar marcha atrás con la apertura progresiva de actividades.

 

 

Comentarios