El Hincha, fpt

Fútbol femenino

“Pensar en todo lo que pasé para llegar, y estar hoy acá es algo increíble”

Virginia Gómez y el sueño mundialista. La jugadora de Central es una de las convocadas por Carlos Borrello para estar con la selección en el Mundial de Francia 2019


El día después. Ya pasó el amistoso de despedida y fue triunfo ante Uruguay por 3-1. Ahora es momento de poner la cabeza en el Mundial. Argentina ya conoce a las 23 jugadoras que viajarán a Francia a defender la camiseta albiceleste por tercera vez en una Copa del Mundo.

Las noticias, buenas o malas, siempre mueven la estructura de lo que está establecido. Dan nervios, generan expectativas, movilizan. Virginia Gómez recibió la gran noticia de que iba a estar entre las convocadas luego de la práctica matutina del miércoles. Desde el lunes ya estaba instalada en el predio que la AFA tiene en Ezeiza entrenando con el resto de las jugadoras que hasta ese día, eran 26. Pero los nervios para la futbolista que en Central lleva la 10 en la espalda comenzaron desde antes. Carlos Borrello, entrenador del combinado nacional, les avisó que la lista la iba a dar a conocer después de la práctica. “Tenía unos nervios bárbaros”, le dijo a El Hincha la jugadora de 28 años.

La realidad del fútbol femenino es muy diferente al de los hombres, al que se está acostumbrado a ver. Las chicas no cobran un sueldo, con suerte tienen seguros médicos, y en más de un caso tienen que pagar para jugar. Incluso muchas de las que van a disputar el Mundial de Francia, Gómez incluida.

Su primera reacción al enterarse que era parte de las 23 fue acordarse de dónde y cómo llegó: “Pensar en todo lo que pasé para llegar, estar hoy es algo increíble. Estuve lejos de mi familia, de mi pareja, de mis compañeras y se hace duro”. Virginia es la más chica de los hermanos Gómez, que son cinco y todos hombres. Y sabe lo que es lucharla. Durante su infancia y adolescencia convivió pateando la pelota y saliendo a trabajar para poder ayudar a su familia económicamente.

Sus comienzos con la selección iniciaron cuando tenía 15 años. En 2008 disputó el Sudamericano en Chile, dónde terminaron cuartas. Luego fue el turno de viajar a Brasil para disputar el Sudamericano Sub 20 y conquistar el campeonato. También en Chile participó del Mundial de la categoría. Cuando iba a sumarse a entrenar con la mayor, también conducida por Carlos Borrello, llegó la mala noticia: la rotura de ligamentos y meniscos de la rodilla izquierda. Estuvo dos años sin jugar a la pelota. Hoy es mal momento es una anécdota, pero Virginia la recuerda: “Tuve que bajar mucho de peso, fue difícil volver después de la lesión”.

Hoy integra la lista de 23 y va a viajar a Francia a disputar su primer Copa del Mundo con la selección mayor. Junto a su compañera de equipo, Vanina Correa, cumplirá el sueño mundialista.

“Gracias a Dios estoy entre las 23, no lo podía creer. Era algo que busque, me entrené y me preparé y lo estaba esperando”, confesó la jugadora auriazul que además le contó a El Hincha que al recibir la noticia se le escaparon unas lágrimas. Esas que demuestran el sacrificio que hizo desde chica, ella y su familia y que hoy tiene recompensa.

Comentarios