Edición Impresa, Policiales

Fallo

Penado en juicio

Le dieron 2 años y medio de prisión por frustrado golpe de boqueteros que se convirtieron en 5 y medio por una condena condicional que acordó en 2015.


Un hombre de 30 años fue condenado al finalizar un juicio oral a dos años y medio de prisión efectiva por una tentativa de robo con modalidad de boqueteros ocurrida a mediados de 2014 en la zona sur. Como ya había sido penado en un abreviado a tres años de cárcel condicional en el marco de una causa por entraderas, el tribunal le unificó el monto a purgar en 5 años y medio de cumplimiento efectivo.

El pasado 11 de mayo el juez Héctor Núñez Cartelle condenó a Alejandro Pascua, de 30 años, a la pena de 2 años y 6 meses de prisión efectiva, tras dar por válida la acusación del fiscal Fernando Rodrigo, por robo agravado por haber sido cometido en poblado y en banda en grado de tentativa y violación de domicilio, ambos en concurso real y en calidad de coautor. Este funcionario había solicitado la pena de cuatro años de prisión, mientras que la defensa pública había pedido la absolución del encausado. Los dos coimputados de Pascua, Pablo Riquelme y Lucas Merino, ya firmaron sendos abreviados por este hecho, a 3 años y 2 años, respectivamente, dijeron fuentes judiciales.

Según se ventiló en las audiencias, el 9 de julio de 2014, Pascua y otros dos hombres ingresaron a la finca donde funcionaba el archivo del estudio jurídico del ex ministro de Justicia Héctor Superti, en Dorrego al 3500. Rompieron el candado y colocaron uno nuevo para que nadie se percatara de que habían ingresado. Dicho estudio era lindero con un telecentro que además cobraba impuestos ubicado por bulevar Seguí. El grupo delictivo decidió ingresar al estudio para hacer un agujero en la pared y acceder así a la recaudación del local. Una vez adentro, el trío movió las estanterías y comenzó a romper la pared. Un vecino llamó al 911, ante los ruidos extraños, y la Policía apresó in fraganti a los boqueteros. Pascua fue asistido legalmente en el proceso oral por la defensora pública Silvana Lamas.

Pascua había sido penado en un procedimiento abreviado a tres años de ejecución condicional, por lo que el juez Núñez Cartelle unificó ambas condenas en 5 años y medio, revocó la condicionalidad y le impuso prisión efectiva.

El mencionado acuerdo había sido firmado el año pasado como corolario de una acusación sobre Pascua por integrar una banda dedicada a las entraderas cuyo liderazgo se atribuyó a un policía exonerado conocido como Loco. Por entonces, a Pascua le achacaban un golpe del 9 de enero de 2015 en una vivienda de avenida del Rosario al 400 cometido por tres ladrones vestidos como efectivos policiales que huyeron en un Chevrolet Cruze negro, similar al que le incautaron semanas después a Pascua cuando fue detenido.

Comentarios