Política

Negocación empantanada

Peña en Santa Fe: “El acuerdo por la deuda se fue dilatando”

El jefe de Gabinete explicó que "la situación actual de las negociaciones entre la Nación y la provincia por la devolución de la deuda histórica por descuentos irregulares sobre la coparticipación federal no tiene fecha para un eventual acuerdo".


“Se venía avanzando, parecía que iba a haber un acuerdo, pero en los últimos días los puntos en común se fueron dilatando”. Así explicó el jefe de Gabinete Marcos Peña la situación actual de las negociaciones entre la Nación y la provincia de Santa Fe por la devolución de la deuda histórica por descuentos irregulares sobre la coparticipación federal.

Peña estuvo ayer en Santa Fe, donde recorrió obras junto al intendente José Corral. En conferencia de prensa, consultado por la deuda que mantiene la Nación con la provincia, se mostró a favor del diálogo entre ambas administraciones, pero evitó ponerle fecha a un eventual acuerdo.

“Aunque no se llegue a un acuerdo, hay diálogo”, sostuvo el jefe de Gabinete. “Son conversaciones que se vienen dando y problemas que se arrastran desde hace mucho y cada parte defiende lo que le corresponde. Son temas que no son fáciles, pero lo bueno es que siempre hay una vocación de seguir buscando una solución entre las dos partes”.
“Lo más rescatable es el proceso de diálogo; más allá de que no hayamos podido todavía llegar a un acuerdo, estamos siempre con la vocación de seguir buscando el punto que nos permita encontrar una solución a este problema”, agregó Peña.
Las conversaciones entre la Nación y la provincia quedaron en suspenso tras la propuesta, por parte del gobierno de Cambiemos, de saldar la deuda con bonos públicos a 12 años. La provincia actualizó el monto de la deuda en 54 mil millones de pesos, pero la Nación está dispuesta a reconocer 31 mil millones y, como compensación, ofrece ejecutar obras públicas por más de 50 mil millones en los próximos tres años.

Al gobierno provincial no le convence la propuesta por varios motivos. Por un lado, el plazo de los bonos es demasiado largo y además se incluye un período de gracia de tres años. Por otro lado, no hay garantías de que se vaya a ejecutar ese volumen de obras en territorio provincial justo en medio de un ajuste fiscal que comenzó con la paralización de la obra pública.

En este contexto de inestabilidad e inflación, la provincia pidió que se contemplen mecanismos que permitan actualizar el valor de los bonos y, además, que se incluya dentro del acuerdo una garantía por la cual se compense a Santa Fe –con más bonos– si es que la Nación no ejecuta todas las obras comprometidas. Además de esas demandas, el gobierno provincial pretende acordar con la Nación cuáles serán las obras que se ejecutarán en territorio santafesino.

Reparto discrecional

Días atrás, el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, había cuestionado el reparto discrecional de recursos por parte del gobierno nacional. Según Saglione, en materia de transferencias discrecionales –es decir, excluyendo la coparticipación y las obras incluidas en el presupuesto–, Santa Fe está “en el lugar 24 per cápita” entre las 24 provincias del país.

Marcos Peña respondió esa crítica con otro dato: “Lo que estamos haciendo en materia de infraestructura, donde la provincia de Santa Fe es la que más obra pública está recibiendo en todos los planos posibles, ya generó trabajo y va a seguir danto trabajo y oportunidades”.

Por último, el jefe de Gabinete dijo que “en el marco del diálogo presupuestario para lograr el acuerdo más amplio posible, primero con los gobernadores y después también con el Congreso” hay una coincidencia en la necesidad de “ir hacia el equilibrio fiscal y que el Estado gaste lo que recauda”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios