Política

Proyecto en el Congreso

Pedido de informe de Contigiani por despidos en el Inti

Entre otros pedidos, el diputado nacional del FPCyS le solicitó al Poder Ejecutivo un informe a través del área correspondiente sobre los 258 trabajadores cesanteados en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial


“Presentamos un proyecto al Congreso para conocer la verdad sobre el Inti, el organismo que tiene la misión de promover el desarrollo, impulsar el crecimiento de las pymes y la innovación tecnológica. Vaciarlo es apostar por la reprimarización y el atraso”, sintetizó el legislador Luis Contigiani sobre el proyecto de resolución presentado en la Cámara de Diputados de la Nación, solicitándole al Poder Ejecutivo -entre otros pedidos- un informe a través del área correspondiente sobre los despidos de 258 trabajadores en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

Según le confió Contigiani a El Ciudadano, “la presentación del proyecto tiene dos ejes fundamentales. En primer lugar tiene relación con lo laboral y con los 258 despidos a nivel país, incluyendo al grupo de trabajadores de Rosario. Y en segundo por el Inti en sí mismo”.

Consideró Contigiani que “existe una dimensión que no debemos desconocer: todo trabajo tiene una materialidad y mucho más que eso. También significa un vínculo humano y psicológico. Y a partir del trabajo se construyen proyectos de vida, familiares y sociales. Los despidos sin causa no pueden pasar desapercibidos”, alertó el ex ministro de Producción de Santa Fe.

“Si la política de los funcionarios que están administrando el Inti es reducir el personal de técnicos y llevarla de 3.400 a 1.600 trabajadores, debemos advertir que tal como dijo el ex presidente de la institución Enrique Martínez, el Inti contaba con 1800 trabajadores en el año 89, aunque solamente estaba en Buenos Aires y en alguna que otra localidad”, apuntó Contigiani.

Por último, el diputado nacional por el Frente Progresista, Cívico y Social celebró que el Inti se haya expandido en todo el país. “Entonces retrotraer la planta al año 89, previo al salto de revolución industrial, tecnológica y científica, nos parece una medida sin fundamento, en un organismo que tiene que asegurar la generación de tecnología, dentro de las políticas públicas y del sistema productivo agroindustrial”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila