Gremiales, Región

Promesa incumplida

Peajes: preocupación por la continuidad laboral

En el marco del programa Corredores Viales del gobierno nacional, cerrará el de la comuna de Videla, sobre ruta 11.


El peaje de Videla, otro corredor amenazado por las políticas del gobierno de Macri.

Los trabajadores de peajes manifestaron su preocupación ante la posibilidad de que se pierdan fuentes laborales con la implementación del programa de Corredores Viales Nacionales, que establece el cierre de algunos peajes en rutas nacionales. Uno de los casos es el de la comuna de Videla, departamento San Justo, sobre la ruta 11.

“Los trabajadores no somos material de descarte”, evaluó Sergio Sánchez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (Sutpa). Según el dirigente gremial, detrás del plan de obras que impulsa el gobierno nacional, que propone rutas seguras, las fuentes de trabajo de cientos de trabajadores de peaje “están en un estado de incertidumbre”.

En una primera etapa, el gobierno avanzará hacia la licitación de seis rutas nacionales bajo la modalidad PPP (participación público-privada). Uno de esos corredores es la ruta nacional 11 en el tramo Santa Fe-Resistencia. Inicialmente, la promesa de Cambiemos en la campaña –luego sostenida en los primeros dos años de gestión– fue que un primer tramo (Santa Fe-San Justo) se iba a convertir en autopista, pero ahora la Nación dio marcha atrás con el proyecto y en su lugar prometió hacer un tercer carril en algunos tramos del camino.

El gobierno de Cambiemos anunció que repavimentará la ruta nacional 11 desde Santa Fe a Resistencia y transformará el corredor en lo que llama “ruta segura”. Esto significa la construcción de un tercer carril en algunos tramos para facilitar el sobrepaso de vehículos, sin contemplar ningún servicio para el usuario. Desde el sindicato dijeron: “Aún no tenemos definiciones concretas sobre qué funciones desempeñarán aquellos compañeros de las estaciones de peaje que se levanten o se trasladen”.

El presidente comunal de Videla (uno de los peajes que se levantarán), José Noceda, alertó sobre la situación que se generará en su localidad: “No solamente se perdería empleo directo, sino todo lo que se genera indirectamente. Los vehículos cargan combustible en las estaciones de acá”. Además, Noceda señaló que en su localidad hay tres fuentes de trabajo destacadas: la comuna, la Cooperativa Agrícola y el peaje.

El funcionario comunal se preguntó de qué modo se brindará asistencia en caso de algún siniestro, quién cortará los yuyos y otros servicios que hoy presta el concesionario. “Es preocupante que el gobierno no haya informado. Nadie sabe nada. No sabemos quién va a hacer el mantenimiento de la ruta, tendría que haber información de Vialidad Nacional”.

Si te gustó esta nota, compartila