Ciudad, Edición Impresa

Cambios desde hoy

Pavimento y cereal

Seguridad Vial de la provincia reorganizará el tránsito en la ruta nacional Nº11, en Timbúes y Puerto San Martín, por trabajos de repavimentación.


En el marco de un proceso de obras de repavimentación sobre la ruta nacional Nº 11 a la altura de la localidad de Timbúes, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) montará desde hoy un operativo de reordenamiento del circuito de camiones que acceden a las terminales portuarias de la zona y también de la ciudad de Puerto General San Martín. La Policía de Seguridad Vial instalará puestos de monitoreo y ordenamiento durante las 24 horas en distintos puntos mientras dure la obra. La Dirección Nacional de Vialidad estimó que tardará unos cinco meses, ya que deben reconstruirse unos 1.800 metros del camino.

“Teniendo en cuenta que nos encontramos en el período comúnmente denominado de «cosecha gruesa», la afluencia de camiones es muy numerosa, siendo que las principales terminales portuarias están ubicadas en esa región”, aclaró el subsecretario de Políticas Preventivas del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, Fernando Peverengo. El operativo nació después de varias reuniones organizadas por la comuna en la que participaron autoridades nacionales, provinciales y locales. El objetivo es optimizar los recursos disponibles y distribuir las funciones conforme las competencias de cada uno.

Reordenamiento del tránsito

La Secretaría de Transporte santafesina determinó que el único acceso en Timbúes, tanto para ingreso y egreso de vehículos de carga, estará a la altura del kilómetro 30 de la autopista Rosario Santa Fe, conocido como La Ribera, que da a la avenida Cacique Mangore. En Puerto General San Martín, el único acceso será por el norte de San Lorenzo, a la altura del kilómetro 19 de la autopista Rosario-Santa Fe que da a las calles Américo y Presidente Perón.

Personal de la Policía Vial verificará en distintos puestos que el tránsito pesado que se dirige a las terminales portuarias lo haga según el esquema mencionado, haciendo funcionar con esa finalidad los retenes y puestos de información.

Los transportistas deberán llevar las respectivas cartas de porte. Lo mismo harán los agentes de otros organismos en los restantes puntos de control. La función será asegurar la transitabilidad por la zona y el acceso a las terminales portuarias con la menor dificultad posible.

Comentarios