Política, Últimas

Patti recusó al tribunal que lo juzgará como represor

El ex subcomisario Luis Abelardo Patti recusó al tribunal que tiene previsto juzgarlo por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura y de ese modo puso en peligro el comienzo del juicio oral previsto para el 30 de agosto próximo.

El ex subcomisario Luis Abelardo Patti recusó al tribunal que tiene previsto juzgarlo por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura y de ese modo puso en peligro el comienzo del juicio oral previsto para el 30 de agosto próximo.

 Mientras tanto, Patti aún espera que el Tribunal Oral Federal Nº 1 (TOF1) de San Martín resuelva un pedido realizado por su defensa para que le concedan el arresto domiciliario, luego de que sufriera un “edema cerebral”.

  La recusación fue planteada por los abogados Silvio Duarte y Alfredo Bisordi contra los jueces Marta Milloc, Héctor Sagretti y Lucila Larrandart, integrantes del TOF 1, informaron a Noticias Argentinas fuentes judiciales.

 Según las fuentes, a Larrandart la defensa la recusó por haber integrado la Comisión Nacional Sobre Desaparición de Personas (CONADEP) durante la década del ´80, órgano que tuvo como misión investigar los crímenes cometidos en la última dictadura militar.

 A Sagretti lo acusaron de prejuzgamiento a raíz de haber intervenido en otras causas por violación a los derechos humanos y en los que se juzgaron hechos vinculados al expediente en el que está imputado Patti.

 Las fuentes consultadas por NA aseguraron que el TOF 1 ya rechazó el planteo poco antes del inicio de la feria judicial, pero ahora otro Tribunal ad hoc tendrá que resolver si decide confirmar a esos jueces o apartarlos, y ello puede posponer el comienzo del juicio previsto para fines de agosto.

 También persiste la duda sobre el lugar en el que se hará el juicio: ya se sabe que un galpón en la localidad de Munro perteneciente a una sociedad de fomento que fue utilizado en un juicio contra Bignone este año, no está disponible.

 Semanas atrás, peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia examinaron el estado de salud de Patti y entregaron un informe al tribunal.

 El estudio se hizo porque la defensa requirió la prisión domiciliaria en base a que Patti -según argumentaron- padece una enfermedad por la que no ve de un ojo, y en Marcos Paz, donde cumple prisión preventiva, no hay una “estructura suficiente” para el tipo de cuidados que necesita por su problema.

 En las últimas semanas, Patti estuvo alojado en el instituto Fleni de Escobar donde realiza un tratamiento médico.

 Hasta el momento, los peritos de la querella resaltaron que no es imprescindible que Patti permanezca en el Fleni, y que puede continuar detenido en Marcos Paz mientras realiza el tratamiento médico para recuperarse.

 El ex subcomisario junto al ex dictador Reynaldo Bignone, y los represores Santiago Riveros y Eduardo Espósito, y el ex comisario de Escobar Juan Fernando Meneghini, serán juzgados por el secuestro y posterior desaparición del ex diputado del PJ Diego

Muñiz Barreto, ocurrido en la zona de Ramallo, así como de los militantes Gastón Gonçalvez, Carlos Souto, José Fernández y Guillermo D´Amico.

 Muñiz Barreto fue secuestrado el 16 de febrero de 1977 junto con su secretario, Juan José Fernández.

 Ambos fueron trasladados a la Unidad Regional de Tigre y finalmente alojados en el centro clandestino de detención que funcionaba en el interior de Campo de Mayo.

 El cuerpo del ex diputado Muñiz Barreto fue encontrado luego dentro de un Fiat 128 en un arroyo cercano a localidad de Raíces Oeste, departamento de Villaguay, en la provincia de Entre Ríos.

 Patti está procesado por los delitos de “homicidio calificado”, “privación ilegal de la libertad doblemente agravada y aplicación

de tormentos”.

 La detención del ex intendente se concretó en diciembre de 2007 por orden del entonces juez federal Alberto Suares Araujo.

 En abril de 2008, Patti recuperó su libertad gracias a que la Cámara Federal anuló la prisión preventiva, pero sólo por pocos días.

 La Cámara de Diputados le quitó sus fueros por “falta de idoneidad moral” y Patti volvió a quedar preso en Marcos Paz.

Comentarios