Ciudad

Historia de vida

Pasión canina: el hombre que ama a los perros dogos

Carlos Lurig tiene nueve perros. El más joven es Kalifa del Quinval y ganó el campeonato mundial. Hace 20 años compró el primera animal de la raza a la que considera embajadora


Hace dos décadas Carlos compró la primera dogo. Fue un regalo para la esposa que estaba embarazada del primer hijo de la pareja. Les gustaba la raza porque es la única originaria del país. La mascota desató una pasión por los dogos que lo llevo a acumular nueve perros. El más joven se alzó el sábado con el trofeo ganador en el Mundial del Dogo que se hizo en Buenos Aires y venció a más de 250 ejemplares de todo el mundo. Los jueces dijeron que Kalifa del Quinval es prolijo, armónico y cumple con los requisitos estructurales de la raza.

“Desde 1991 trabajamos con la raza. Nos gusta porque es la única que nos representa en el mundo. Es nuestra embajadora. Los perros forman parte de mi vida”, dijo Carlos Lurig, el dueño del dogo, a El Ciudadano.

Kalifa tiene 28 meses y Carlos y su familia lo tienen desde que nació. Su nombre significa inteligencia en guaraní. Desde que era cachorro, Kalifa sigue una rutina de ejercicios físicos que le preparó especialmente su entrenador, con quien vive en un predio cerca de la localidad de Pérez. En el campo viven también otros dos dogos de Carlos.

El resto vive en la casa de Rosario que el hombre de 50 años comparte con su esposa y sus dos hijos. Carlos es comisionita y criar dogos es parte de una pasión familiar. “Siempre tuvimos dogos machos y hembras. Nos gusta la raza y nos gusta llevarlos a las competencias. No lo hacemos por plata porque más que el trofeo no ganamos nada. Disfrutamos de pasear en familia con el perro y de verlo ganar”, contó Carlos.

Kalifa empezó a competir el año pasado en la categoría de macho joven y pronto cosechó varios títulos nacionales e internacionales. El sábado se alzó con el trofeo en el Mundial del Dogo que se hizo en Buenos Aires. La competencia fue organizada por la Asociación Mundial de Dogos Argentinos en el marco de la Expo Nuestros Perros.

El jurado evaluó el movimiento y la estructura de los más de 250 competidores que llegaron de Italia, Uruguay, China, EE.UU., Serbia, Chile, Brasil y Croacia, y dijo que Kalifa es un perro de calidad y cumple con los requisitos de la raza: es prolijo, armónico y tiene una buena estructura.

Kalifa repitió el triunfo que en 2010 consiguió Camalote II del Litoral, un perro criado por José Luis Forla que ganó la primera competencia mundial organizada por la Asociación Mundial del Dogo Argentino en Ascochinga, Córdoba.

“Los dogos rosarinos tienen una impronta propia. Se destacan por lo particular de su expresión. Son más rústicos y tienen más pigmentación”, opinó Carlos y adelantó que Kalifa seguirá participando de las competencias y exhibiciones hasta entrar en el ranking mundial.

Si te gustó esta nota, compartila