Gremiales

Sólo silencio

Pascuas en la calle: sigue la pelea de trabajadores de Clarín y Olé por despidos

Por tercer día consecutivo compañeros de redacción de los periodistas y fotógrafos cesanteados, que ahora pasaron a ser 65, incluidos un periodista de Rosario y un fotógrafo de Santa Fe. La gerencia no habilitó mesa de negociación, y menos atendió la exigencia de reincorporación inmediata


La redacción está vacía. Por votación unánime desde el mediodía estamos realizando un contundente #ParoEnClarin, anunció y mostró a través de la red social Twitter uno de los delegados de los trabajadores del multimedios. Así, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) y los empleados del diario resolvieron mantener las medidas de fuerza y ratificaron el plan de lucha en solidaridad con los despedidos, que ya no son 56 sino 65: comenzaron llegaron notificaciones al interior. El periodista Andrés Actis, de la corresponsalía Rosario, y el fotógrafo de Olé en Santa Fe José Almeida son parte del nuevo contingente de cesantías.

En el marco del reclamo central por la reincorporación de 56 periodistas y fotógrafos despedidos, se confirmó que la patronal había dispuesto cesantías en el interior, situación que caldeó aún más el ánimo de los trabajadores. “Tras un histórico #ParoEnClarin, seguimos en lucha por los 65 compañeros despedidos de los diarios Clarín, Olé y otras publicaciones. Este sábado, te invitamos a pasar las “Pascuas en la calle” y seguir reclamando. Desde las 15 en Tacuarí 1800”, confirmó otro de los delegados a través de distintas redes sociales, en una escalada de la pelea ante el silencio de gerentes frente al reclamo de una mesa de negociación.

Mientras se abría la convocatoria en busca de apoyo social –colegas de otros medios inundaron las redes con comentarios de solidaridad y apoyo– adentró del edificio de Clarin, cuyo ingreso continúa vallado, los compañeros de redacción de los despedidos imprimieron papeles con los nombres de cada uno y los pegaron en los monitores de computadora de sus lugares de trabajo habituales, que mantuvieron por años, e incluso en varios casos, por décadas.

Uno de estos últimos expresaba su desazón en Twitter: “Uno de los momentos más tristes de mis 52 años, 28 de ellos dentro de esa Redacción a la que no me dejaron ingresar hoy. Gracias @diegopietrafesa por visibilizar la situación. Bronca, impotencia, devastación. Pero vamos a seguir peleándola!!!”, dijo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios