Policiales

El homicidio de Diego Mansilla

Pasará 15 años preso por matar a un joven en la zona sur

El crimen ocurrió el 23 de febrero de 2016 en la estación de servicio de Oroño y Lamadrid, cuando la víctima esperaba a su novia que trabaja en una parrilla cercana


Los jueces Carlos Leiva, Mariano Aliau y María Isabel Mas Varela condenaron a Leonardo Máximo Ibáñez a 15 años de prisión por el homicidio de Diego Mansilla, que ocurrió el 23 de febrero de 2016 en Oroño y Lamadrid. Según el fiscal Miguel Moreno, el imputado junto con 4 masculinos portando armas de fuego produjeron disparos contra Mansilla impactando 5 proyectiles a la víctima quien fue derivada al Hospital Roque Sáenz Peña donde murió.

Diego Nicolás Mansilla tenía 19 años. El 23 de febrero de 2016 se encontraba en la estación de servicios Petrobras de bulevar Oroño y Lamadrid. Esperaba que Rocío, su novia, terminara de trabajar en Tío Tom, una parrilla que está ubicada a pocos metros del lugar, en la vereda de enfrente. Estaban charlando, tomando una gaseosa, cuando en medio de la espera bajó un hombre de un auto color negro —podría ser un Fiat Uno— y le gatilló medio cargador de una pistola.

Según voceros de la investigación, Rocío vio todo desde la vereda de enfrente y, al darse cuenta de que el baleado era Diego, cruzó la calle corriendo y le avisó por teléfono a un familiar. Cargaron al muchacho en una camioneta Ford Eco Sport y lo trasladaron al Hospital Roque Sáenz Peña. Pero el estado de salud de Diego era crítico y falleció poco después de ser ingresado.

Recibió 5 plomos: dos en el tórax, uno en la pierna derecha, otro en el muslo derecho y el último en el brazo izquierdo.

Según las primeras pesquisas, la muerte de Diego está vinculada con una bronca de barrio. El muchacho era oriundo de la zona sur y junto con sus amigos llevan un tiempo largo enfrentados con otro grupito de jóvenes de la zona.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios