Economía

Déficit cero engañoso

Parto: pago de intereses de deuda subió 55% en nueve meses

El ministro Dujovne se jactó este lunes de haber sobre cumplido las exigencias del FMI respecto de los ingresos y egresos primarios del Estado. Pero si se le suma lo que paga por los préstamos, las cuentas dan un rojo de alarma temprana


El gobierno nacional apunta como norte de su nuevo plan económico –y del Presupuesto 2019– el déficit cero en las cuentas del Estado. El discurso confunde porque no se trata de todas las entradas y salidas de dinero de las arcas públicas, sino de las que se cuentan antes del pago de intereses de la deuda. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se jactó este lunes de haber reducido el rojo de ese balance un 47 por ciento en los primeros nueve meses de este año, pero ese parto es engañoso: si se miran todos los movimientos de ingresos y egresos, es decir sumando lo que Argentina le paga a sus prestamistas, lo que se tiene es que el agujero se agrandó 3,5 por ciento en el mismo lapso. ¿Qué lo movió? Los 230.627 millones de pesos que pagó en intereses a los acreedores, un 55,2 por ciento más en la comparación interanual con el mismo lapso.

En los primeros 9 meses de 2018, el pago de intereses de deuda creció 55,2% interanual

Los números oficiales indican que el Estado gastó 280.077 millones de pesos en salarios en los primeros nueve meses de este año. Es un crecimiento nominal del 17,8 por ciento interanual, por debajo de la inflación en el período. Invirtió además 141.101 millones en infraestructura, lo que implica una baja nominal del 13,1 por ciento corregida por la suba general de precios. Todo, contrastado con la suba de 55,2 por ciento en el pago de intereses que no interviene en el cálculo del déficit cero que enarbola Cambiemos.

El rojo financiero a septiembre subió 9,1% en comparación con 2017

Dujovne se jactó al principio de esta semana del “sobre cumplimiento” de las metas acordadas o exigidas por el Fondo Monetario Internacional respecto del déficit público primario. Lo que las arcas del Estado ingresan o egresan es más que eso. El pago de los intereses de la deuda externa, por ejemplo, aumentó 66,5 por ciento anual en septiembre último: salieron 33.004 millones de pesos en ese concepto, por lo que el rojo financiero mostró un alza del 9,1 por ciento hasta los 55.858 millones de pesos. Esos pagos, para el gobierno no son “déficit”.

La otra bomba cuesta mil viviendas sociales por día

Otro dato que se incuba respecto del aumento de la deuda está anclado en la política dde desarme de la “bomba Lebacs” que dejó el anterior presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger. Su sucesor, Guido Sandleris, inició el rescate de esos papeles a 60 días por las Leliqs, que a diferencia de los anteriores instrumentos financieros vencen a 7 días y pagan un interés superior. El objetivo declamado por el gobierno, a tono con los condicionamientos del FMI, es “secar” de pesos al mercado para que no se vayan a dólares y sigan descalabrando el sistema cambiario. Pero lo hace a costa de pagarles a los bancos, por esas colocaciones, más de un 70 por ciento anual de interés. Y nada es gratis: Gustavo Reija, director de la consultora Mecronomic, le dijo al portal Letra P que el Estado acumula intereses por esa vía a razón de mil millones de pesos por día. El experto trazó una comparación para dar idea de la magnitud de esa otra bomba financiera acumulada y por ahora invisible: lo que aumenta la deuda cada 24 horas es lo que sale construir mil viviendas sociales de 50 metros cuadrados.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios