Ciudad

Cómo asistió a la embarazada

Parto en Salta y Oroño: el emotivo relato del enfermero

La esquina se convirtió en maternidad improvisada este sábado cuando una mujer dio a luz a un bebé. Sucedió cerca de las 10 de la mañana. La mamá y el pequeño fueron trasladados luego del nacimiento al Hospital Italiano. El empleado del Sies que la ayudó cuenta la historia.


Foto: Twitter @JuanCruzFunes

La esquina de Salta y bulevar Oroño se convirtió en maternidad improvisada este sábado cuando una mujer comenzó el trabajo de parto y dio a luz a un bebé. Sucedió cerca de las 10 de la mañana y personal del Sies la asistió. La mamá y el pequeño fueron trasladados luego del nacimiento al Hospital Italiano. Ambos se encuentran en buen estado.
Los bebés deciden cuándo salir de la panza y así fue con el pequeño, cuyo nacimiento estaba programado para el domingo.

Se adelantó un día. La madre comenzó con trabajo de parto ayer en plena calle. Estaba junto a su marido en un auto, rumbo al Hospital Italiano. Tuvieron que frenar en la esquina de Salta y Oroño por un desperfecto del auto y, de paso, pasar por un cajero.

Cerca de la zona circulaba con un móvil del Sies el enfermero Mario Escudero. Recibió el aviso del imprevisto y se acercó para asistir. Fue allí que se inició el desenlace.

Camino al parto

“Estaba patrullando con la moto del Sies desde las 7 de la mañana de este sábado. Cerca de las 10, en Córdoba y España, recibí un llamado de emergencia. Una mujer que estaba en trabajo de parto dentro de un auto en Salta y bulevar Oroño. Así fue que me enteré del hecho”, contó el enfermero a <El Ciudadano>.

Escudero, que trabaja desde hace 21 años en el sistema de emergencia municipal, encendió la sirena. En el camino le iban diciendo cómo venía el panorama.

“Llegué y la mujer tenía una contracción tras otra. Le di contención y nos preparamos para recibir al bebé. Recuerdo el momento y me emociono”, relató el muchacho, casi entre lágrimas.

El enfermero del Sies contó que la mujer y su pareja venían desde Granadero Baigorria al Hospital Italiano. Pero hicieron una parada en esa esquina por dos motivos: un desperfecto del auto y para pasar por el cajero automático de esa esquina.

“Estamos entrenados para la emergencia, la contención, pero generalmente son accidentes de tránsito en la vía pública. Un parto no lo hacemos todos los días. Fue un momento inolvidable”, dijo Escudero.

Después del parto en plena calle, el recién nacido y su mamá Julieta fueron llevados al Italiano. Están en buen estado de salud, así lo aseguró el enfermero, que fue hasta el centro asistencial a visitarlos pasado el mediodía.

“Deseo que sean felices. Están muy contentos no sólo por mi trabajo sino por el del resto de las personas que también colaboraron. En esa esquina hubo muchos accidentes de tránsito. También pasó lo de la explosión de calle Salta. Hoy fue una alegría, llegó una vida”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios