Economía, País

Sexto día de protestas

Paro transportista afecta a puertos bonaerenses, mientras que en Rosario la actividad es casi normal

Los cortes de rutas que mantienen los transportistas autoconvocados en algunas rutas del país por mayores tarifas comenzó a sentirse en las terminales portuarias de Quequén-Necochea y Bahía Blanca. El Ministerio de Transporte conformó una mesa de diálogo con las cámaras para encontrar una solución


La medida de fuerza que llevan adelante transportistas autoconvocados, que cumple este viernes el sexto día con protestas en el centro del país, paralizó la actividad en los puertos del sur de la provincia de Buenos Aires, mientras que el movimiento fue casi normal en las terminales del Gran Rosario.

Los puertos de Quequén-Necochea y Bahía Blanca, ubicados al sur de la provincia de Buenos Aires, no registraron ingresos de camiones en la jornada de este viernes, según el informe diario de Williams Agroservicios.

La misma fuente consignó que en ambos casos existen cortes de tránsito en las rutas cercanas que impidieron la llegada de camiones con carga a las terminales.

En cambio, el reporte de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) sobre la posición de camiones señala que ingresaron este viernes 1.065 transportes a los puertos del sur santafesino, contra 1.304 del viernes pasado.

El gobierno de Santa Fe ratificó este viernes su decisión de no permitir cortes de ruta de los transportistas que protestan, agrupados en la organización no reconocida Transportistas Unidos Autoconvocados (Tuda), por lo que no se registraron interrupciones a la circulación de camiones en las rutas provinciales.

La determinación fue adoptada luego de que la Policía provincial, siguiendo directivas del Ministerio de Seguridad, liberara este miércoles un corte en la intersección de las rutas AO12 y 18 cerca de Rosario.

Los transportistas de Tuda iniciaron la medida de fuerza el sábado 16 en reclamo de una serie de demandas, expresadas en un documento con quince ítems variados.

Fundamentalmente, los manifestantes solicitan una recomposición de la tarifa, que piden llevar a 85 pesos por kilómetros.

Según explicó Santiago Carlucci, uno de los referentes de la Tuda, las protestas “nacen de la situación de emergencia que está atravesando el sector del autotransporte de cargas” por “los altos costos logísticos, que suben en forma escalonada y no así la tarifa”.

Las múltiples demandas -que abarcan las competencias de varios ministerios- y la falta de representatividad gremial de la agrupación hicieron que el gobierno no encontrara el camino para una instancia de diálogo, señalaron fuentes oficiales.

En paralelo, funcionarios del Ministerio de Transporte mantuvieron esta semana un encuentro con las cámaras representativas del sector para la conformación de en una mesa de trabajo con los planteos sectoriales, que continuará el 4 de febrero próximo.

El gobierno recibió a representantes de Confederación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (Catac), Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) y la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (Faetyl), que no participan de las protestas.

Comentarios