Política

#ParoGeneral

Paro en Rosario: pidieron rechazar el presupuesto 2019

Fue el mensaje que dieron desde la CTA, el Movimiento Obrero Santafesino (MOS) y el Movimiento Sindical Rosarino (MSR) después de una marcha con 20 mil personas por el centro de la ciudad


Foto: Alejandro Guerrero

Cuando las 20 mil personas que marchaban por el microcentro este martes por la mañana llegaron al cruce de las peatonales Córdoba y San Martín una de las canciones que puso ritmo a la crisis del 2001 en Argentina salió a recibirlos desde el escenario montado por las organizaciones gremiales. “Se viene el estallido”, de la Bersuit Vegarabat, sonó mientras los trabajadores del Movimiento Obrero Santafesino (MOS), el Movimiento Sindical Rosario (MSR) y la CTA se ordenaron para escuchar a los dirigentes que cargaron contra el gobierno nacional. Las batucadas que daban pulso a la marcha por las calles pararon. Los bancarios todavía comentaban la noticia de la mañana: Luis Caputo había renunciado al Banco Central mientras Mauricio Macri iba y venía de reuniones en Estados Unidos para encauzar la economía con el FMI. “No cambia nada. La política económica va más allá de los bancos y tiene que ver con el mercado interno y la producción”, dijo a El Ciudadano el referente de la Bancaria Matías Layus. “Más que la renuncia de Caputo, queremos la renuncia del ministro de Trabajo”, agregó el titular del gremio de docentes privados, Martín Lucero. “No queremos el que se vayan todos. Queremos que sean juzgados como traidores”, sumó desde el sindicato de trabajadores del correo, Walter Palombi.

Presupuesto

“Paz, pan y trabajo”, fue la consigna del paro general de este martes, según el documento consensuado entre las organizaciones gremiales que leyó Rita Colli, la titular del sindicato de Amas de Casa de Santa Fe. Pero los discursos más encendidos dejaron un mensaje aún más directo para lo que queda de esta semana. “Los legisladores y legisladoras de la oposición no pueden votar a favor del presupuesto 2019”, gritó Alberto Botto, secretario general del sindicato de Luz y Fuerza al cierre del acto. Diputados y senadores como Alejandra Rodenas, María de los Ángeles Sacnun, Lucila De Ponti y Agustín Rossi acompañaron en primera fila el acto junto a legisladores locales. “Reducir el ministerio de Salud a una secretaría fue la muestra más clara de lo que para el gobierno nacional significan las políticas públicas. Bajar su presupuesto es no poder garantizar derechos básicos”, opinó en diálogo con El Ciudadano la senadora Sacnun. “El gobierno de Cambiemos tiene una sintonía distinta a la del pueblo, porque está preocupado en darle señales a los mercados y no a los argentinos que la están pasando mal”, explicó Rossi.

El titular del Sindicato de Prensa de Rosario (SPR), Edgardo Carmona, opinó: “No hay un error de las autoridades. No podemos seguir escuchando cómo siguen contando lo triste que están por la situación cuando ellos llevan adelante un robo triturando los salarios, quitando la salud y eliminando las jubilaciones. Somos un pueblo que tiene memoria y sabe de lucha y de políticas públicas”.

Juntos

En dos meses la convocatoria de MOS, MSR y CTA se cuadriplicó en la calle. La última marcha contra las políticas de Cambiemos reunió a 5 mil personas. Este martes la movilización creció en número y hasta se replicó en la capital santafesina, Reconquista y Gálvez. Como testimonio de adhesión del cordón industrial la bandera de los trabajadores de San Lorenzo tapaba la entrada del Mc Donald’s frente al escenario. Desde ese lugar, Sonia Alesso, titular de Ctera, llamó: “Esta unidad en Santa Fe vino para quedarse y para rechazar el hambre y la miseria que propone el gobierno nacional”.

Paulo Juncos, de la CTA Rosario, habló de una jornada histórica de resistencia. “Damos un golpe contra el gobierno que viene a saquear el país”, dijo después de que el secretario de la Bancaria, Sergio Rivolta, insistiera con la idea de que Rosario “volvió a ser la capital del paro activo”. “Este gobierno oligarca no tiene la calle. La calles son del pueblo y es allí donde vamos a dirimir este modelo económico y social de ajuste”, completó el dirigente.

El cierre del acto fue casi al mediodía y de nuevo sonó el hit de Bersuit: “Volvió la mala, fue corta la primavera, cerdos miserables comiendo lo que nos queda, se llevaron la noche, nuestra única alegría, gente poniendo huevos, para salir de esta rutina”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios