Edición Impresa, Gremiales

informe de consultora privada

Paritarias: la suba global araña el 22%

Gremios grandes empujaron hacia abajo y todo se ajusta al techo oficial. Sumas fijas y cláusulas gatillo se extendieron.


En el marco de las paritarias más complicadas de los últimos años, el promedio de los principales aumentos salariales de este año es hasta el momento de 21,4 por ciento, aunque sin considerar algunos gremios grandes que cerraron acuerdos más cerca del 20 por ciento, la media de la recomposición de los sueldos llegó a 23,2 por ciento, según un informe de la consultora Synopsis.

El informe sostuvo que si se considera “de forma cuantitativa a cada uno de los gremios, las mejoras salariales firmadas hasta ahora promedian el 21,4 por ciento”, un nivel inferior al promedio no ponderado –que no toma en cuenta las variables de mayor peso– ya que los sindicatos más grandes como comercio, estatales o construcción, entre otros, rubricaron convenios más cercanos al 20 que al 25 por ciento, llevando ese índice de mejora por debajo del 22 por ciento”.

Entre los aumentos más importantes, la consultora relevó los de metalúrgicos, sanidad y químicos, que lograron 23 por ciento; alimentación, 24 por ciento; colectiveros de corta distancia, 21 por ciento, y bancarios, 24,3 por ciento, mejora que contempla el pago de una compensación por el poder adquisitivo perdido en 2016.

Los analistas reseñaron que la mayoría de las negociaciones paritarias concluyó y destacaron que casi todos esos acuerdos incluyeron cláusulas gatillo de ajuste por inflación y el pago de sumas no remunerativas.

Además, resaltaron que pese a que se firmaron algunos convenios semestrales, en el proceso paritario predominaron “los consensos anuales”.

“La cláusula de ajuste por inflación eliminó el riesgo de ese proceso futuro, lo que permitió rubricar acuerdos anuales, obviando los entendimientos por semestre como reaseguro”, precisaron.

El 64 por ciento de los convenios salariales incluyó cláusulas de ajuste por inflación, en tanto otra herramienta pactada en las negociaciones y que incidió en los reducidos porcentajes de esos acuerdos, fue el otorgamiento de sumas no remunerativas, ya que 48 por ciento las contempló para compensar los reclamos gremiales.

Para la consultora, sin embargo, el proceso paritario demostró hasta ahora niveles de aumentos de haberes que “no se alejaron demasiado de la pauta del 20 por ciento determinada por el gobierno como parámetro para contener la puja distributiva” en la sociedad.

Docentes, ceramistas, trabajadores de la industria naval, empleadas domésticas, madereros, maestranza, y seguridad privada continúan las negociaciones, en tanto ya cerraron los acuerdos paritarios para el primer semestre empleados de entidades deportivas y civiles, ferroviarios, panaderos, judiciales, mecánicos, mineros y, la última semana, los recibidores de granos nacionales.

El gremio de Camioneros, también con la paritaria en curso, analiza si esta semana anuncia medidas de fuerza en varias ramas de convenio ante “el estancamiento de las negociaciones”, según adelantó Pablo Moyano.

Con cláusulas de ajuste por inflación ya firmaron sus acuerdos bancarios, comercio, estatales, tabacaleros, informáticos, construcción, estacioneros, gráficos, sanidad, aceiteros, alimentación, petroleros, prensa, droguerías, porteros, aduaneros y marineros.

El gremio del Seguro acordó una mejora del 35 por ciento en dos tramos; los plásticos 20 por ciento y cuatro sumas no remunerativas de 1.600 pesos; 25 por ciento obtuvieron los trabajadores de frigoríficos en un solo tramo, y 21 por ciento los de transporte de pasajeros en tres cuotas.

Además, los metalúrgicos lograron 23,2 por ciento y una suma no remunerativa de 4.000 pesos; sanidad, 23 por ciento con ajuste por inflación y 1.000 pesos; gastronómicos, 24 por ciento y dos sumas fijas de 1.000, y alimentación 24 por ciento con ajuste inflacionario y 2.000 pesos.

Las droguerías cerraron el aumento salarial en 23 por ciento con ajuste y 1.000 pesos; los aduaneros, en 20 más ajuste y una suma de 900 pesos; los marineros del Simape, el 25 por ciento y otro tanto por bonificación en marzo y abril; los algodoneros, en 28 por ciento y una suma no remunerativa de 4.352 y, los químicos se alzaron con una mejora de 23 por ciento y una suma de 10.000 pesos.

Entre los principales gremios en número de afiliados, la nómina la encabeza comercio con 1.100.000 trabajadores en todo el país, y lo siguen peones rurales y estibadores con 860.000; construcción con 450.000; metalúrgicos con 300 mil; estatales de la UPCN con 220 mil; sanidad con 200 mil; gastronómicos con 160 mil; alimentación con 150 mil; bancarios con 90 mil; porteros con 60 mil; plásticos con 45 mil; textiles con 40 mil y petroleros con 38.500 afiliados, según el estudio semestral de Synopsis.

Comentarios