Edición Impresa, Política

Santa Fe

Paritaria: la hora de volver a dialogar

El gobierno provincial convocará a los gremios del sector público, que desde mediados de año piden la reapertura de paritarias. “Lo vamos a analizar”, dijo Pablo Farías cuando le preguntaron por un posible nuevo aumento salarial.


El gobierno provincial convocará al diálogo a los gremios del sector público, que vienen pidiendo desde mediados de año la reapertura de las negociaciones salariales. Hasta el momento, el Ejecutivo rechaza de plano la posibilidad de otorgar un nuevo incremento, incluso un bono de fin de año, salvo que haya una ayuda de la Nación. Pero ayer el ministro de Gobierno de la provincia, Pablo Farías, dio indicios de un giro en la posición oficial: “Lo vamos a ir analizando”, replicó el funcionario cuando le preguntaron por un eventual nuevo aumento salarial.

El gobierno de Miguel Lifschitz quiere un fin de año sin conflictos. Por un lado, se atenderán las demandas sociales y se reforzará la asistencia por parte del Estado en los sectores más vulnerables. Por otro lado, en cuanto a los planteos gremiales, ahora el Ejecutivo está dispuesto a dialogar, luego de cuatro días de paros docentes –entre agosto y octubre– y en medio de medidas de fuerza de los trabajadores municipales, que tienen prevista una nueva huelga para la semana próxima.

“Esta semana –señaló ayer Farías– vamos a estar definiendo reuniones con las distintas organizaciones sindicales de distintos ámbitos, desde los gremios municipales hasta los estatales que tienen que ver con el gobierno de la provincia. Nos interesa mantener el diálogo, más allá de lo que adelantamos acerca de las dificultades que el Estado santafesino tiene para afrontar ese pedido”, en relación al bono de fin de año que han planteado los estatales de UPCN y los médicos de Amra y al aumento salarial que reclaman otros gremios como Amsafé, Siprus y municipales.

El gobernador Lifschitz venía negando sistemáticamente el tema, pero ahora Farías dijo que habrá diálogo y que la provincia analizará las demandas gremiales a pesar de las restricciones presupuestarias. “Nos interesa mantener el diálogo, más allá de las dificultades. Las paritarias son un espacio que está abierto en forma permanente, y allí se discuten temas que van más allá del salario. La cuestión propiamente dicha la vamos a ir analizando en los distintos ámbitos con los sindicatos”.

El ministro de Gobierno dejó en claro: “No tenemos problema de discutir en el marco paritario, pero la mesa de discusión paritaria no es para ver cuestiones que tienen que ver con los ingresos”.

Más demanda social

Además, Farías se refirió al incremento de la demanda social durante el año, producto de las políticas macroeconómicas de ajuste que aumentaron la pobreza y el desempleo. “Teniendo en cuenta la época del año que estamos atravesando, es bueno ser previsores”, señaló el ministro de Gobierno de la provincia.

“Normalmente hacia fines de año existe una demanda muy particular en lo social de las diferentes organizaciones y centros comunitarios y de parte de la sociedad que tiene un trato directo con el Estado en la satisfacción de sus necesidades. Frente a ello, es bueno ir organizándose en las distintas áreas, ir previendo que seguramente por la situación social que se vive habrá una mayor demanda”, señaló.

Según Farías, de aquí a fin de año “puede haber mayor demanda como ya se estuvo registrando en algunos sectores como el sanitario y el alimentario”. Y añadió: “Frente a ello, debemos ser previsores, reforzar la asistencia y la vinculación con muchas organizaciones y grupos que tienen fuerte arraigo territorial sobre todo en las ciudades más importante de la provincia”.

Buscan desactivar paro de municipales

Los municipales nucleados en la Festram realizaron la semana pasada un paro de 24 horas y anunciaron otro de 48 horas para la segunda semana de noviembre en reclamo de un nuevo incremento salarial. El gobierno quiero desactivar las medidas de fuerza. “Todas las partes deben sentarse en una misma mesa”, propuso el secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres.

Para el funcionario, el motivo de fondo del reclamo es válido: “Puede haber un deterioro del salario, pero los intendentes me hablan de una realidad muy preocupante ante una nueva paritaria. Les cuesta pagar los sueldos y deben afrontar ayudas sociales, salud, educación”.

“El freno al paro depende de los intendentes y de lo que estarían dispuestos a otorgar, si paritaria o un bono. Pero a mí me parece que nadie debe escaparse a tener una silla en una misma mesa cuando estamos frente a un escenario de conflicto hacia fin de año”, opinó Torres.

Comentarios