Edición Impresa, Policiales

Drama en La Siberia

Parapléjico: imputan al hijo del carnicero

Le atribuyen haber golpeado a la víctima antes de que su padre disparara.


El hijo del carnicero que dejó parapléjico a la ex pareja de su actual mujer fue imputado ayer como coautor de las lesiones gravísimas sobre la víctima y la portación del arma ocurrida en los instantes previos a que su padre la gatillara, trascendió de voceros tribunalicios. El carnicero, según dispuso la Justicia, cumple domiciliaria en casa de una hermana, también en el barrio donde ocurrió la agresión: La Siberia. Ayer trascendió que la familia de la víctima se constituirá como querellante.

Pablo P., de 55 años, tiene una carnicería en el barrio La Siberia y, según sus vecinos, es prestamista. Desde hace un año está en pareja con Verónica E., una muchacha que tiene dos hijos –un nene de 6 años y una nena de 4– con Hugo O., de quien se separó hace un tiempo largo. Según allegados al caso, la relación entre Hugo y Verónica siempre fue muy tensa –existe una disputa legal por la tenencia de los niños–, pero desde que ella comenzó a salir con el carnicero todo se puso más tenso. Según contó Emanuel, el hermano del papá de los nenes, Pablo decidió intervenir en la pelea y, a punta de pistola, amenazó y persiguió por la calle varias veces a Hugo.

La situación explotó el lunes 2 pasado. Según se ventiló ayer en una audiencia, el hijo de Pablo, Nicolás P., se le fue encima al ex de Verónica y, le pegó dos culatazos. Acto seguido, su padre tomó el revólver calibre 38 y le metió un tiro en el cuello a Hugo O. Tras la agresión, Pablo fue detenido y Hugo terminó internado en el Heca, donde se determinó que quedó parapléjico tras una lesión medular y hasta el momento todo indica ese estado es irreversible, dijo un vocero del caso. “Hoy (por ayer) en compañía de un psicólogo le informaron a la víctima la gravedad de la lesión”, amplió esta fuente.

El martes 3 el carnicero fue acusado por el fiscal Gustavo Ponce Asahad de lesiones gravísimas y portación de arma de guerra y el juez José Luis Suárez determinó arresto domiciliario por una supuesta afección cardíaca y para que pudiese atender la carnicería, a instancias de un defensor público. Pero el jueves 5, el carnicero fue acusado por tres hechos de amenazas calificadas por uso de arma en perjuicio de la víctima y sus familiares ocurridos antes de la agresión del lunes 2. Se produjo en un contexto de tensión en el barrio que derivó en un conato de pueblada donde allegados a la víctima pretendieron incendiar la carnicería la noche anterior a esta última audiencia, lo que derivó en que el magistrado le cambiara la dirección para la domiciliaria en casa de su hermana a Pablo P., quien había pasado la noche anterior en la comisaría 4ª de La Paz al 400.

Ayer, el mismo juez dispuso la libertad de Nicolás P. bajo caución real de 5 mil pesos.

Comentarios