Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

El defensor volvió a jugar tras 283 días

Para Pinola fue un día de sol

Casi 300 días después de aquella noche de Copa donde se lesionó, el experimentado defensor jugó media hora en la derrota de ayer con Vélez.


Y un día volvió a jugar. Y si bien lo hizo en un partido amistoso su presencia en el once titular “base” que tiene Central sorprendió. Es que iba a sumar minutos, eso se sabía desde el jueves; pero pocos pensaban y más con las inclemencias del tiempo que Javier Pinola volviera a pisar el Gigante de Arroyito con botines para jugar un partido, en la mañana de ayer.

Casi 300 días después de aquella noche de Copa donde se lesionó, el experimentado defensor jugó media hora en la derrota de ayer con Vélez.

Pinola compartió la zaga con José Luis Leguizamón. Desde apenas comenzado el juego se lo vio dando órdenes a sus compañeros y fue la voz de la última línea. En lo físico se lo vio impecable, no escatimó esfuerzos, fue al choque cuando el partido lo exigió y eso que tuvo que marcar al bravo de Mariano Pavone. Claro que su juego evidenció una falta de ritmo lógica producto de la cantidad de meses de ausencia.

El referente canalla jugó 30 minutos de los 50 que tuvo como duración el amistoso. Y más allá de lo que demostró dentro de la cancha lo más importante fue que terminó sin molestias. Un claro ejemplo de ello fue que una vez que dejó el campo de juego, con reloj en mano, realizó un intenso trabajo regenerativo alrededor del campo. Minutos antes de comenzar el trote charló con el entrenador y a lo lejos se podía observar que ambos señalaban el campo de juego: estaban hablando de algunos movimientos del equipo.

Pinola volvió a hacer fútbol, esta vez fue en un amistoso y si bien aún no se sabe cuándo lo hará de manera oficial su vuelta parece estar mucho más cerca de lo que se suponía.

El dato: 283 días pasaron para que Javier Pinola vuelva a hacer fútbol. Aunque se trató de un encuentro amistoso, el defensor volvió a jugar tras la fractura de tibia derecha que sufrió el 12 de mayo del año pasado cuando chocó con Bocanegra, jugador de Atlético Nacional. Vale recordar que a mediados del mes de octubre sufrió una fisura apenas cuatro centímetros por encima de la lesión anterior lo que provocó no solamente el retraso de su vuelta, sino que le significó volver a pasar por el quirófano.

“Me saqué el miedo y eso fue importante”

—¡Javier! Completá la frase por favor: “Pinola vuelve…”

—Para ayudar.

—Pero, ¿cuándo?

—Esa pregunta es para el técnico (risas).

Con este ida y vuelta culminó la rueda de prensa que brindó ayer Javier Pinola luego de haber vuelto a jugar. En la cara del defensor podía observarse la felicidad. Es que fueron casi 300 días desde aquella noche de mayo ante los colombianos de Atlético Nacional, dos entradas al quirófano para ser intervenido (la última mucho más sencilla) y muchos partidos viéndolo por tele.

“Sorprendió por cómo tomó la decisión el técnico. Yo sorprendido no estaba porque ya lo sabía de la semana, pero lo mantuve en reserva. La verdad que me sentí muy bien, después de varios meses volver a jugar es lo más lindo que hay. Pero me saqué el miedo y eso es lo más importante”, declaró Pinola apenas arrancó la charla con la prensa, en la zona mixta del Gigante, cuando fue interrogado sobre su presencia en el once titular.

Y al ser consultado sobre si su cuerpo presentaba alguna molestia tras el amistoso, el defensor sentenció: “Trabajamos muy bien en la pretemporada. La pierna está bien. Ya me saqué el miedo, ahora hay que mirar para adelante y disfrutar…”.

—¿No corrías riesgo al jugar por cómo estaba el campo de juego tras la lluvia?

—Corro el mismo riesgo que cualquier jugador. Si me dieron el alta quiere decir que está bien. Obviamente que no iba a ir como un loco a trabar.

—¿Lo más difícil va a hacer agarrar ritmo futbolístico?

—Noté que me costaba, es algo lógico. El deseo es que en el primer partido que me toque jugar hacerlo de la mejor manera, como cuando me lesioné.

—El entrenador el jueves pasado declaró que la zaga central para el inicio de la competencia oficial será Martínez-Leguizamón. ¿Creés poder hacer que cambie de opinión en los días que restan?

—Uno lo va a intentar. Pero equivocado no está. Hace 8 meses que no juego y hoy (por ayer) sumé recién 30 minutos. Iremos sumando minutos en lo que queda. Y yo creo que el cuerpo técnico va a saber manejar el tema de los tiempos. Yo también soy grande, tenemos una buena comunicación. Tuve una larga inactividad y tendremos que ir paso a paso para completar los 90 minutos.

Comentarios